3 Cosas que Aprendí Emprendiendo

Si bien es cierto que a veces se idealiza el concepto de emprendedor, hay que reconocer, que quien emprende tiene algunas ventajas frente a los que no lo hacen.

La primera y más destacada es que eres tú mismo quien se organizará los horarios de trabajo y las rutinas.

El sistema y el método con el que trabajarás no vendrá impuesto por ningún jefe y eso, a quienes les gusta liderar, les resultará una forma de trabajo más placentero.

Pero no todo es tan «happy flower» como te lo pintan.

En Instagram o Pinterest verás fotografías de lifestyle de emprendedores como éstas:

3 Cosas que Aprendí Emprendiendo 3 Cosas que Aprendí Emprendiendo

Cuando sobre todo en los comienzos tu realidad puede parecerse más a esto:

3 Cosas que Aprendí Emprendiendo3 Cosas que Aprendí Emprendiendo

Pero, con todo este desastre incluido, puedo decir que si, que a mi me compensa ser emprendedora y que las lecciones que he aprendido a lo largo de estos años son mucho más valiosas que todo el orden del mundo y el postureo juntos.

Mis 3 Mejores Aprendizajes como Emprendedora

He asistido a cursos presenciales, he realizado cursos online, he estudiado marketing, emailing, social media marketing, posicionamiento seo, publicidad en Adwords, en Facebook Ads, he leído miles de artículos, asistido a infinitas conferencias presenciales y virtuales, me he apuntado a chorrocientos webinars pero en ninguno de estos he encontrado lo que vengo a compartirte hoy.

Esto únicamente lo pude aprender a raíz de cagarla, de experimentarlo, de probar y de enfadarme con mi hermano muchas veces 😆

Y por supuesto, no tiene porque sucederte a ti. Porque a lo mejor tu experiencia como emprendedor comienza en uno de esos escritorios ordenados e impolutos.

A lo mejor comienzas tu andanza online con un dinero para invertir en el proyecto y no se te hace complejo sobrevivir los primeros años.

A lo mejor te pones en manos de un mago de internet y el dinero comienza a fluir desde los inicios, o eres tan crack que lo consigues tú mismo gracias a tu carisma y a tu acierto con el nicho.

No se vaya, pero el caso es que hoy, te vengo a hablar de aquellas 3 cosas más relevantes para mi, las que en más situaciones he podido vivir como verdaderas y las que se han convertido en sabias lecciones de emprendimiento.

Y estos 3 aprendizajes son:

  • La cantidad de tiempo que le eches a tu proyecto no determina la cantidad económica que resulte de él.
  • Las técnicas que otros utilizan y le son efectivas no tienen por qué servirte a ti.
  • Si lo que haces deja de gustarte, no llegarás a buen puerto con ese negocio.

Y si te soy sincera, hay muchos más aprendizajes importantes, pero estos 3 son los que más se pueden destacar.

Comienzas creyendo que por pasarte 12 horas (o más) al día pegado al ordenador tu proyecto generará más beneficios. Te crees que subirán visitas, aumentarán seguidores, te comprarán más y todo funcionará mejor. ¡JA!

También empiezas a seguir los pasos de unos y de otros, a obedecer en lo que debes y no debes a hacer creyendo que serán la clave para conseguir los resultados que deseas.  🙄 Ay… Animalito…(léase con voz de «estoy dando caricias a un perrillo inocente y tierno»)

E incluso a veces, te obcecas con un proyecto al que ya le has cogido hasta tirria solo porque crees que será rentable. 😐 Maaaal, muy mal.

Estas 3 lecciones las he aprendido en mi andadura online y por eso quería compartirlas aquí contigo, espero que te puedan servir (o no) de ayuda y por lo menos que si en algún punto de tu recorrido en los negocios en internet te llegan estas lecciones, te acuerdes de mi 😉

¡Nos leemos pronto! Un abrazote enorme.

[Total: 0   Promedio: 0/5]

¿Me Ayudas? Comparte esta Entrada ❤ Gracias


Autor del Post:
Lorena Molinero Martin

Especialista en Marketing y Emprendedora Online Por Vocación. Adoro Escribir y Leer, Aprender, Crecer y Compartir. Facebook

Deja un comentario