La alternativa inteligente a la publicidad en Google

Seguramente en alguna ocasión te hayas planteado la forma de conseguir nuevos clientes a través de la publicidad de pago en internet.

Lo primero en lo que se piensa cuando queremos recurrir a éste recurso es en Google. A través de Google Adwords podemos publicar anuncios para que nuestra página aparezca en la primera página de resultados.

Peeeero. Siempre hay un pero. Ésto no suele ser ni fácil de configurar, ni tampoco barato. Dependerá mucho de tu nicho de mercado, las palabras claves o keywords por las que quieras competir y por supuesto, de tu presupuesto.

¿Por qué digo que no es fácil de configurar? Porque si no tienes conocimientos, la broma puede salirte cara y tu inversión inútil.

Hace 3 años, asistí a un curso certificado de Google en el que imparte gratuitamente clases a empresas durante 2 días seguidos sobre cómo hacer publicidad en Adwords. Intensivo, muy intensivo.

En él te explican los entresijos de ésta fantástica herramienta y cómo sacarle el máximo partido a las inversiones que hagas.

Desde luego, que no es un mundo en el que te puedas aventurar a la ligera, por mucho presupuesto que dispongas, ya que los resultados pueden no aparecer nunca y seguramente, la frustración se hará camino.

Peeeero. Siempre hay varios peros. ¡Afortunadamente existen otras formas de atraer potenciales clientes a tu negocio en internet!

Antaño sólo dependíamos de Google, pero ahora. ¡AY AHORA!

Bendigo las redes sociales por aparecer en nuestras ciber-vidas y también sus novedosas formas de implicar la publicidad segmentada en ellas.

Hoy quiero hablarte sobre todo de un gigante, el gigante azul y su herramienta de publicidad de pago, Facebook Ads.

Seguro que ya has visto miles de anuncios mientras navegabas en el tablón de noticias de tu perfil en Facebook.

Déjame decirte algo sobre ellos: Son efectivos.

Evidentemente, tienen ciertas claves marketinianas para que funcionen, pero eso lo podrás aprender en cursos, posts y charlas online ligeros de digerir y fáciles de aplicar.

Eso sí, no imaginas la de posibilidades de segmentación que tendrás si decides invertir ahí tu dinero.

Podrás decidir no sólo cosas como tus keywords, la ubicación o los idiomas (como con Adwords), sino que podrás decidir el rango de edad, los intereses o los comportamientos de las personas a las que se les va a mostrar tu anuncio. ¿Mola no? 😆

Luego, la puja, es como en Google, podrás elegir si prefieres CPC ó CPM. En castellano, coste por click, o coste por mil impresiones (de tu anuncio, claro).

Pero todo esto son cosas que irás aprendiendo poco a poco y es mejor que no te agobies por ello. Lo mejor es comenzar a meter la cabeza e ir probando.

Realizar algún curso podrá serte de muchísima ayuda y ahorrarte mucho quebradero de cabeza, tiempo y dinero, así que no dudes en darte a la formación antes de probar con ésta herramienta de Facebook 😉

Cuéntame si te interesa todo este mundo de la publicidad de pago para atraer público a tu proyecto y si te gustaría que fuéramos dándote más información sobre esto.

Y si ya tienes algún tipo de experiencia con ello… ¡Cuéntamelo en un comentario y estaré encantada de responderte!

¡Te veo en el próximo post! Gracias mil por leer, un abrazote enorme  :mrgreen:

[Total: 0   Promedio: 0/5]

¿Me Ayudas? Comparte esta Entrada ❤ Gracias


Autor del Post:
Lorena Molinero Martin

Especialista en Marketing y Emprendedora Online Por Vocación. Adoro Escribir y Leer, Aprender, Crecer y Compartir. Facebook

Deja un comentario