Cambiar de Profesión o Reinventarse en tiempos de Crisis

¡Hola! No eres una seta.

Este post podría terminar aquí.

Pero bueno, voy a explicarlo un poco más profundamente para intentar convencerte de que TODOS, tengamos la edad que tengamos, las circunstancias que tengamos o nos llamemos como nos llamemos, PODEMOS cambiar el rumbo profesional cuando así lo sintamos.

Yo lo he hecho unas 4 veces ya a lo largo de mi vida, cuando he sentido la necesidad de hacerlo porque por unas cosas u otras, no me he sentido satisfecha con lo que hacía.

Anhelar un cambio no es algo negativo, pese a que esté mal visto.

No hay nada de malo en declararse potencialmente mustio y querer dar un giro de 180 grados a nuestras vidas.

Cuando te pica la curiosidad de recorrer nuevos caminos, de aprender nuevas cosas, de convertirte en alguien distinto y conseguir nuevos retos. ¿Por qué frenar ese maravilloso arranque?

¿Cómo cambiar de profesión o reinventarse?

Nos han hecho creer que debemos dedicarnos a lo que nos hemos dedicado toda nuestra vida, pese a que no haya ni rastro de pasión en lo que hacemos.

¿Dónde queda la emoción de levantarse cada mañana con alegría ansiosos por ver qué nos depara el día?

Puedes pensar, madre mía, 4 años enteros estudiando ésto para ahora darme cuenta de que no me gusta este trabajo

O puedes quizás pensar, Dios mío, 10 años de carrera profesional en éste sector para hoy sentir que no me motiva hacer lo que hago…

¿Y por qué no ibas a cambiar algo que no te gusta?

Un ejemplo: Estás sentado en una cama de clavos. Puedes, quedarte pinchándote el culete y mirando cómo estás sentado en la cama de clavos, o bien… ¡Bajarte de la cama!

Preguntas para motivarte al cambio

Para poner en cuestión tus dudas y miedos, plantéate las siguientes preguntas.

  1. ¿Qué es lo peor que podría pasar?
  2. ¿Y si eso ocurriera qué podría hacer para solucionarlo?
  3. ¿Y qué es lo mejor que podría pasar?

La primera pregunta, te incita a ponerte en lo peor, imaginando por ejemplo, que no te fueran bien las cosas en tu nuevo rumbo.

La segunda, te plantea de qué manera podrías poner las cosas derechas si tu plan alternativo no funcionase. Siempre existe el camino de vuelta 😉

La tercera, es ni más ni menos para conseguir encender tus ojos iluminándolos con la llama de la ilusión. ¡Si, se puede!

Conozco muchas, pero que muchas personas que han decidido reinventarse en los últimos años y es que veo, que cada vez más, se va normalizando la situación como debería ser.

No me gusta lo que hago, pues dejo de hacerlo. Simple.

Debemos darnos la oportunidad de hacer lo que queramos, de dar lo mejor de nosotros al mundo.

El peligro de no cambiar el rumbo

¿Imaginas un cirujano operando a corazón abierto sin entusiasmo?

¡Pues los hay! Y menudo peligro representan…

Tu, aunque no seas cirujano, formas parte de este todo y el mundo necesita que lo que hagas, lo hagas con amor, con ganas y con entusiasmo.

Así lo harás como tan sólo tú puedes hacerlo.

Ya está bien de ponerte excusas y «es qués» que no sirven nada más que para limitarte.

¡Ponte a prueba! Sal en busca de aquello que te hace vibrar y no permitas que nadie te convenza de que no puedes.

El miedo al cambio es algo natural, que nos evita correr peligros, así que no permites que te paralice, estoy segura de que el riesgo al que te expones en tu cambio de profesión no pondrá tu vida en peligro.

Así que ánimo, ve a por lo que quieres y que nada te frene.

¡Estaré encantada de saber de ti si me dejas un comentario por aquí abajo!

¿Qué es lo que más te asusta? ¿Hacia dónde sueñas con dirigir tu vida?

Te mando un súper abrazote enorme cargadito de fuerzas, nos vemos pronto 🙂

[Total: 1   Promedio: 5/5]

¿Me Ayudas? Comparte esta Entrada ❤ Gracias


Autor del Post:
Lorena Molinero Martin

Especialista en Marketing y Emprendedora Online Por Vocación. Adoro Escribir y Leer, Aprender, Crecer y Compartir. Facebook

2 comentarios en «Cambiar de Profesión o Reinventarse en tiempos de Crisis»

  1. Que palabras tan maravillosas!!!! Estas palabras me llegaron en el momento justo, donde en esta época de crisis por el COVID-19 nuestros negocios se están yendo al piso y es época de reinventarnos. Gracias, por darme animo a continuar con una idea que Dios coloco en mi mente…

    Responder

Deja un comentario