La Aventura de Ser un Autónomo Valiente ¿Por donde empezar?

Debes estar cansado que todo el mundo te diga lo mismo. Que esto de emprender y empezar a ser autónomo es de valientes.

No te voy a engañar.

No es un camino de rosas pero tampoco es como misión imposible. Vas a tener que echar horas, muchas. Tanto en el mundo online como el offline.

Pero esa pasión que llevas dentro te va a hacer abrir muros y correr rápido. Claro que es mejor ir con pie firme y no dejarse llevar por impulsos.

Antes de empezar a ser autónomo analiza

Hay muchos negocios que acaban cerrando en muy poco tiempo. Son como visto y no visto.

¿No te pasa que vas por la calle de tu barrio o pueblo y ves otra vez el cartel de se alquila en el mismo local?

Detrás de esa puerta cerrada seguro que hay un drama. No es nada raro empezar sin haber mirado lo que hacen los demás, dónde están quienes te van a comprar, o sin apenas recursos.

No tengo la fórmula mágica. ¡Ojalá fuera como Campanilla y hacer que vueles!

Así que no te queda otra que pararte a pensar. Tampoco hace falta que te tires media vida así. Pero sí al menos ten datos, unos pocos.

Da igual que sea una tienda para vender esos productos que crees que te los van a quitar de las manos. O un servicio que va a facilitar tanto la vida que todos van a querer comprarlo. ¿Ves que para esto es lo mismo online que offline?

Analiza el mercado, no te espantes y salgas corriendo.

Sólo se trata de ver qué hacen los demás. La pólvora ya está inventada y menos mal porque si no sí que es mucho más complicado. Si es algo tan súper novedoso te va a costar infinito.

Piensa en algunas cosas:

  • ¿Quiénes te van a comprar?
  • Si es un local físico en la calle ¿existe este tipo de gente en esa zona?
  • Si es una página web o blog ¿qué hacen los demás? ¿Hay ya más que hacen lo mismo o parecido?
  • ¿Cuánto va a costar tu producto o servicio? ¿En esa zona existe ese poder adquisitivo? ¿En el resto de páginas qué precios tienen, qué venden, cómo lo hacen? Haz un poco de espía.

Luego toca hacer números. No pongas esa cara. Al menos los gastos que vas a tener que afrontar el primer mes y algunos más para que tengas claro lo que vas a necesitar antes de conseguir la primera venta.

Esto que te puede parecer obvio es lo que hace quebrar a más de un negocio. Meterte en un montón de gastos con recursos casi cero esperando que los clientes te compren desde el minuto uno es un error.

O si no lo de capitalizar el paro. Esto sí que piénsalo los días que te hagan falta hasta tenerlo nítido, clarísimo, como el agua en un día de verano sin gota de aire. Puedes llegar a perderlo todo y poner en riesgo cosas vitales.

Claro que si lo tienes claro, adelante.

La verdad es que hay muchos autónomos que lo son a la fuerza. Te quedas sin trabajo de un día para otro. Y no consigues otro ni aunque le dediques todo el empeño del mundo. Así que acabas con alguna idea poniéndola en marcha.

Lo importante es decidir y luego avanzar. ¿Perteneces a este grupo de valientes? Autónomos, emprendedores, freelance.

¿Cómo hacerse autónomo? Pasos

Bueno si ya estás decidido entonces toca hacer el papeleo para darte de alta como autónomo. Es mucho más fácil de lo que te crees.

No te va a costar ni un duro. Eso sí algún paseo.

Paso 1 – Darte de Alta en Hacienda

Primero elige la actividad que vas a realizar. Ya, que es lo único que tienes más que claro.

En Hacienda tienen una clasificación exhaustiva de actividades, el IAE. Tienes que elegir uno. O varios.

Puedes darte de alta en tantos como quieras. No cuesta nada. Tampoco implica pagar ningún impuesto. Bueno, si facturas un millón de euros pero entonces este no sería tu problema ¿no?

Si buscas por Internet te puedes volver literalmente loco porque los epígrafes del IAE son casi infinitos. Llama a Hacienda y pregunta. Te quitas el problema en un segundo.

Lo más curioso es que no está muy actualizado. Si quieres darte de alta con algo relacionado con Internet no tienen prácticamente nada que pueda encajar. Así que acabarás en servicios varios.

Para darte de alta tienes que utilizar el modelo 036/037. Tiene un montón de páginas. En el mismo momento estarás ya operativo para empezar a emitir facturas a tus posibles clientes o para tus compras o gastos.

Tu número NIF personal es el mismo que el de tu actividad económica.

Paso 2 – Darte de Alta en la Seguridad Social

El momento más temido de todos los autónomos. Significa empezar a pagar la cuota todos los meses.

Tienes un plazo de 30 días para hacer este trámite después del alta en Hacienda.

Mira a ver si puedes acogerte a la tarifa plana. ¿Qué es esto? Es un sistema por el cual empiezas pagando una cuota baja y por tramos de meses va subiendo hasta llegar al importe normal.

El alta en la Seguridad tampoco tiene coste. Sólo tienes que presentar un impreso con tus datos y la domiciliación del banco. Listo ya lo tienes.

Paso 3 – Trámites varios

Con los papeles de Hacienda y la Seguridad Social ya puedes iniciar tu actividad. Pero quizá te hagan falta algunas otras cosas más:

  • Licencia de apertura y/o actividad,
  • Si es un comercio o bar o restaurante también las hojas de reclamaciones.
  • Seguro de responsabilidad civil dependiendo a lo que te dediques.
  • Sigue la normativa que marca la Comunidad Autónoma para el tipo de negocio que quieres hacer.

Si no tengo ingresos o ventas ¿puedo esperar a darme de alta de autónomos?

Lo más normal es que al principio no tengas clientes, no tengas ingresos. Tardarás un tiempo en empezar a tener ventas.

Sólo tendrás gastos y más gastos.

Quizá puedas plantearte no darte de alta de autónomos hasta que no llega el primer cliente que te pide la primera factura. ¡Es el momento de más ilusión! ¡Ya vas a empezar a cobrar algo! ¡Genial!

¿Qué hago?

De momento espera ¿qué tienes? ¿una página web? ¿un local o tienda? ¿una oficina en algún piso?

Si tienes un local que da a la calle, desde el minuto uno tienes que estar dado de alta como autónomo. Con ventas o sin ventas. No podrías tener en regla todos los trámites. Es lo primero que te van a pedir.

Si tienes una página web o blog si no vendes o prestas servicios no es necesario darte de alta como autónomo.

En plan muy sencillo, no se puede facturar a un cliente sin ser autónomo. Mala noticia.

Pero una cosa es pagar autónomos y otra cosa es darte de alta en Hacienda.

La Seguridad Social dice que para no pagar autónomos tienes que cumplir dos condiciones:

  • No ser una actividad habitual.
  • No superar el salario mínimo (SMI).

Aquí está la clave y lo más difuso ¿qué es no tener una actividad habitual? Se trata de un ingreso esporádico y puntual y no recurrente.

Bueno ¿pero entonces qué hago?

Si tus ingresos no superan el SMI entonces puedes darte de alta en Hacienda para poder facturar a tu cliente y no darte de alta en la Seguridad Social.

Esto tiene un pero… Si tienes más ingresos y al final te das de alta como autónomo en la Seguridad Social te van a pedir el modelo 036/037 de alta en Hacienda.

Ahí se verá la fecha. Y quizá puedas tener un problema porque tendrías que justificar todo lo habido y por haber que sólo fue algo puntual.

Si no tienes ingresos todavía y no tienes un local en la calle podrías esperar un poco. Eso sí, los gastos que estés pagando ahora no te los vas a poder deducir luego.

Está previsto que se aprueben algunas medidas en breve que te van a beneficiar en este sentido y mucho. Van a permitir dar alta y baja hasta 4 veces en el año.

¿Qué significa? Que puedes darte de alta cuando tienes que hacer las facturas y luego darte de baja. Acuérdate que cuando no tengas actividad los gastos tampoco se pueden deducir.

Cuando tu actividad sea más estable será el momento que te lo plantees.

Claro que esto como ya estás imaginando es un poco de riesgo porque lo que estás haciendo ¿es una actividad habitual, no? Aunque sea con ingresos a cuenta gotas.

Ya me he dado de alta como autónomo ¿y ahora qué?

Ya soy autonomo

¡Bienvenido al mundo de los papeles! Ser autónomo conlleva unas obligaciones que tendrás que cumplir sin remedio.

Las más importantes:

  • Presentar tus impuestos trimestrales y anuales.
  • Pagar la cuota de autónomos de la Seguridad Social.
  • Llevar tus papeles. Obligatoriamente en los libros de ingresos y de gastos de la forma adecuada.

Si en algún momento se te pasa alguna vendrán con sanciones y recargos a la velocidad del rayo.

Responsabilidad del autónomo

Desde el momento en el que te des de alta tu actividad económica pasa a mezclarse con tu vida personal.

Ante cualquier problema la responsabilidad cae en ti. Ante proveedores, bancos, organismos públicos, cualquier tema.

Es la diferencia de si tuvieras una Sociedad. Ahí sólo tendrías la responsabilidad por el capital aportado. El resto ni te va ni viene. Excepto para el administrador.

¿Qué gastos vas a tener como autónomo?

Además de los propios de tu actividad ten en cuenta que hay unos gastos fijos:

  • La cuota de autónomos (aunque no tengas ingresos tendrás que pagarla).
  • La declaración del IVA trimestral. Lo mejor es que te hagas a la idea que cuando cobras una factura no todo el dinero es tuyo. Hay una parte que se la va a quedar Hacienda en el caso de que lo que compres y gastes sea inferior.
  • La declaración del IRPF trimestral. Consiste en pagar el 20% por beneficios. Si eres autónomo profesional te libras.
  • La declaración de la Renta. Esto puede parecer que es para todo el mundo pero sí eres autónomo tu actividad afectará directamente.

¿Si no tengo beneficios qué pasa?

Si ya estás ingresando, si tienes algunos clientes pero los gastos son mayores entonces todavía no tienes beneficios.

Pero el hecho de no tener beneficios a Hacienda y a la Seguridad les importa muy poco.

Está claro que los impuestos te saldrán negativo y no tendrás que pagar nada. Eso sí no se te olvide nunca de nunca presentarlos.

De la cuota de autónomos no te libras. Les da igual tu situación. Incluso si no lo pagas a tiempo llegarán los problemas de recargos.

El mayor problema ya no son estas obligaciones, que ya son. Si no hacer crecer tu negocio con todas las armas que tengas. ¿Quieres que sea tu medio de vida y además es tu pasión?

Saca datos de tu actividad. Haz números, mide todo lo que puedas y tradúcelo en tu negocio. Te dará la llave para tomar decisiones. Eres un autónomo valiente así que lucha por ello.

¿Prefieres una asesoría o llevar tus papeles tú mismo?

Esto de llevar tus papeles como autónomo puede echarte para atrás. Pero depende mucho del tipo de actividad que tengas.

Es mucho más sencillo de lo que te crees.

Sobre todo al principio que tienes cuatro papeles.

Pero es como todo. Deberías formarte un mínimo. Pero no sólo por llevar tus papeles y presentar tus impuestos. Esto te va a servir par tomar mejores decisiones en tu empresa. No puedes estar alejado de no saber de números.

Si tienes una página web o blog y lo has hecho tú sólo ¿cuánto has leído por Internet? ¿Cuántos cursos online has hecho? ¿A cuántos blogs te has suscrito? ¿Te has visto aprendiendo todo tipo de cosas de golpe en tiempo record?

E incluso si no podías avanzar ¿has pagado alguna sesión para que te ayudarán y luego seguir tú solo volando?

Pues eso es formación.

Con tus papeles es lo mismo. Opiniones hay para todos los gustos y colores.

Si estás empezando, llevas algún tiempo y tienes una actividad de las normales entonces puedes hacer tú mismo tus papeles y presentar tus impuestos como autónomo sin ningún problema. Es mucho más fácil de lo que te puedas imaginar.

Si ya tienes bastantes ventas, muchos papeles o tienes una actividad un poco más complicada entonces podrías plantearte contratar una asesoría.

¿Y qué es una actividad normal?

Esto es para que lo entiendas. Pues que tengas ingresos y gastos habituales, de esos sin nada raro. Pero si tienes exportación o importación, etc. entonces sí se puede complicar algo. Tampoco mucho.

Otra cosa que debes tener en cuenta es si ya tienes algún empleado. Ahí se lía también el tema. Tendrías que saber de nóminas y contratos.

De lo que se trata es de tener unos mínimos conocimientos. Tampoco consiste en pasarte no sé sabe cuanto tiempo haciendo un curso técnico especializado que ni te va ni te viene.

Si estás en el caso que te he comentado con un curso online, un programa, estás listo.

Es aprender y coger el truco a un par de cosas. Te ahorras el dinero que iba costar pagar todos los meses a una asesoría.

Como es lógico cuando tu negocio crezca es el momento de plantearse tener una asesoría. Pero no sólo eso. También tener una estructura para crecer.

¿Eres un autónomo valiente? ¿Cuál es tu caso? ¿Has iniciado ya la aventura?

Foto de Ana del Valle

ANA DEL VALLE

Ana ayuda a autónomos a hacer los papeles y presentación de impuestos. Apuesta por la filosofía de hazlo tú mismo. Siempre partiendo de la formación. Es esa persona cercana a la que puedes preguntar las dudas para sentirte seguro.

[Total: 0   Promedio: 0/5]

¿Me Ayudas? Comparte esta Entrada ❤ Gracias


Autor del Post:
Colaborador Siemprendes

Este artículo ha sido redactado por un Colaborador de Siemprendes.com. Facebook | Twitter |

2 comentarios en “La Aventura de Ser un Autónomo Valiente ¿Por donde empezar?”

  1. Hola María, esto de ser autónomo siempre es iniciar una aventura. Lo de llevar tus papeles por ti misma es una decisión personal. Puedes formarte en plan sencillo para saber las cuatro cosas elementales. De todas formas es aconsejable saber algo para poder llevar el negocio adelante.
    Espero que te animes a dar el salto!

    Responder
  2. Un post súper completo y detallado, ¡a la par que inspirador! 🙂
    Lo que más me cuesta decidir es llevarlo todo yo sola, tener un gestor me da como más seguridad… Pero bueno, ¡aún he de dar el salto!

    Responder

Deja un comentario