¿Cómo saber si el lenguaje de tu blog atrae a tu lector?

Una de las cosas por las que un blog me atrapa de inmediato o no lo hace, es por su lenguaje.

Si me llega, lo entiendo a la primera y tiene un contenido fácil de asimilar, volveré a él sin duda.

Y si además, me aporta algo distinto ¡ahí disfruto de lo lindo leyendo! y por supuesto, voy y lo añado a mis redes sociales.

¿A que a ti te pasa lo mismo?

Pues así debe de ser, cualquier post que escribas tiene que conseguir enganchar a tu futuro lector y como ya sabrás, tu forma de expresarte tiene un papel fundamental.

Para saber si el lenguaje que estás utilizando en tu blog “engancha” o no, por aquí te dejo 3 ejemplos posibles de comentarios a tus post que te pueden orientar bastante bien…

Pero antes, decirte…

Si aún no has recibido ningún comentario en tu blog…

Es posible que aún estés en esa primera fase y nadie te haya dejado todavía su opinión en tu blog, si es tu caso tranquilidad ante todo 🙂 .

Llegarán…

Si algo he aprendido en todo este tiempo es que si las cosas se hacen bien, acaban dando sus frutos.

Y cuando eso pase (y recibas comentarios que no sólo sean de tus conocidos e incluso familiares), empezará un nuevo camino por explorar que va a gustarte muy mucho.

Sentirnos cómodos en nuestro blog, reconocernos en nuestra escritura y sobre todo, decir exactamente lo que queremos decir, lleva un tiempo.

Así que, sigue adelante y no pares de aprender y sobre todo de leer, que esto siempre ayuda cuando empezamos con nuestro proyecto.

(Incluyo por aquí un post de mi hermano Rubén que además te aportará muchas más cosas que debes saber acerca de escribir en tu blog)

Y ahora sí, vamos con los 3 tipos de comentarios que te orientarán y te harán saber si tu lenguaje es atractivo y engancha…

1 # Si recibes comentarios sinceros de ánimo para tu blog

Seguro que ya sabes a lo que me refiero porque tu también lo habrás hecho.

Son este tipo de opiniones que todos hemos dejado alguna vez por ahí, cuando descubrimos algún blog nuevo y que nos gusta desde el principio.

Son los comentarios de tipo:

  • “¡Ánimo con tu blog!, me ha enganchado de inmediato, no lo conocía…¡Gracias! has llegado justo en el momento más oportuno de mi vida, ¡qué coincidencia!”
  • “Me encanta cómo has enfocado tu proyecto ¡gracias por compartir ahora mismo es lo que necesitaba!”
  • “Sigue así, ¡esto tiene muy buena pinta!  sin ver mucho del blog sé que tendrá mucho éxito, ¡ya cuentas con un seguidor más! Además, qué coincidencia es justo la info que estaba buscando ahora mismo y justo he llegado hasta ti”….

Todos ellos comparten algo en común: hacen alusión a la casualidad 😛 .

Algo muy discutible pero a lo que voy…

En cualquier caso, son los primeros comentarios que te hacen darte cuenta de que has captado la atención del lector, y algo más, han sentido una conexión rápida contigo.

Después, ¡ocurrirá lo inevitable! Tendrás un seguidor o suscriptor más en tu blog de una forma sincera y afín ¿sabes a lo que me refiero?

Al margen de la ilusión que nos hace recibir comentarios, debes saber que esto ocurre cuando “conectamos con el lenguaje” de una forma sustancial  😎

O sea que…¡enhorabuena si los tienes!

2 # Si recibes comentarios agradeciendo tus detalles y explicaciones

saber si el lenguaje de tu blog gusta

Cuando un blog va más allá de gustar o tener cierta afinidad con el lector empiezan a aparecer comentarios de este tipo.

Ahí ya sabes que tu lenguaje engancha por razones obvias 😉 . Es otro tipo de conexión…

Ya no son visitas tan casuales o esporádicas, ni opiniones rápidas en algún post suelto.

Más allá de una valoración por un contacto inicial, habrás conseguido ganarte la confianza del lector y estar en sintonía con él.

A todos nos ocurre, cuando un blog nos empieza a ser imprescindible por motivos de peso: aporte de información extraordinaria, cuidado al detalle, buen feeling…

En este caso, descubrirás comentarios de personas que se sienten muy agradecidas con lo que leen, porque contribuirás a la mejoría de sus vidas de alguna forma, les aportarás muchísimo valor.

Aquí podemos encontrar comentarios de tipo:

  • “Menos mal que te he encontrado, ya no sabía qué hacer con este tema y has conseguido que me quite el miedo (o que me decida, o que me anime) para hacer …”
  • “¡Gracias por hacerlo sencillo y ameno! la verdad es que da gusto cómo te explicas y la paciencia que has tenido conmigo, ahora me siento más segur@”
  • “Sin tu ayuda, no se de dónde habría sacado la inspiración, me has servido de guía ¡gracias por estar ahí! y por compartir tantas cosas por el blog”
  • “¡Hola! Me encanta la manera que tienes de explicar todo esto. ¡Estaba perdidísima, la verdad!”
  • “¡Por fin alguien que lo explica fenomenal para que un novato en estos temas lo entienda! me ha gustado mucho.

Estos comentarios conseguirán que te sientas super satisfecho del trabajo que estás realizando con tantísima ilusión 🙂 . Las horas que le echas a tu blog, el cariño que le pones…

¿Se puede pedir algo más?

Pues sí, aquí te dejo el último de los ejemplos que te pongo hoy, el que por lo menos para mí, supone un gran paso para cualquier proyecto.

3 # Si recibes comentarios que te piden más

Aquí es cuando tu lector además de mostrarte su agradecimiento hará algo mejor que seguro que no te esperas.

No sólo te pedirá ayuda y te mostrará su gratitud en muchos aspectos, sino que puede llegar a convertirse en una gran fuente de inspiración para ti 🙂 .

Esto para mi tiene muchísima valía, ya que él también puede aportarle mucho a tu proyecto.

Te sugerirá ideas de cómo podrías ayudarle más acertadamente, te orientará para mejorar en aquello que le estés ofreciendo.

Este tipo de comentarios acabarán siendo una maravillosa guía para ti, y ahora verás a lo que me refiero.

Si además de comunicar y dar información a través de tu blog ofreces productos o servicios, este tipo de lectores tendrán plena confianza en ti y en tu marca.

Aquí podemos encontrar comentarios como estos:

  • “Gracias por todo tu apoyo y tu ayuda, quería preguntarte, ¿tienes algún tipo de producto que me pueda cuadrar? Echo de menos más información acerca de ……”
  • “Quería que fueras tu quien me aconsejará sobre este tema (ya que tengo confianza plena en tu criterio). ¿Qué me recomiendas, puedes darme más información para mi caso en concreto? Gracias como siempre por todo”
  • “¿Tienes algún curso adicional que pueda realizar? ¿Tienes soporte para este área? Dime lo que tengo que hacer y empezamos.
  • “Me pongo en tus manos, necesito mejorar en este aspecto y sin duda lo haré contigo y seguiré tus indicaciones”

Más ayuda, más soporte, más productos, más información, más cursos…

Está claro que cuando tus lectores te piden más es que están más que satisfechos con tu proyecto y contigo 🙂 .

Con este último punto finalizo este post que tenía ganas de escribir porque adoro el lenguaje escrito y valoro un montón (como lectora incansable que soy) que lo que leo en un blog me atraiga por completo.

Cuando recibas este tipo de comentarios en tu blog será como si te ponen de repente una buena inyección de vitaminas revitalizantes jejejeje. Y seguro que harás lo posible para seguir en la misma onda ¿verdad?.

¡Estoy segura de ello!

Y cada cosa que hagas en tu blog para mejorar la comprensión, para ayudar con tus explicaciones y para facilitar en todo lo posible las cosas al lector, se notará en forma de comentarios así de positivos.

Como siempre estaré encantada de saber qué opinas tu de todo esto por aquí abajo 😉 .

[Total: 0   Promedio: 0/5]

¿Me Ayudas? Comparte esta Entrada ❤ Gracias

Sonia Molinero Martín

Soñadora incurable, escritora y aliada del Marketing Digital. Me encantará compartir contigo todos los conocimientos y experiencias vividas en estos años como emprendedora online. Facebook

Deja un comentario