Conseguir el Equilibrio entre Persona On y Offline

Son muchos los que cuando deciden emprender tienen un problema existencial a causa de no saber si diferenciar entre su vida personal de la profesional.

Lo típico, ¿me hago una cuenta nueva en Facebook o utilizo la que tengo ya donde está la familia y amigos de la infancia?

En internet sobre todo, uno no sabe dónde poner la línea de separación entre su vida on y offline. Sobre todo, si eres un profesional independiente.

Muchos optan por ponerse un seudónimo y ocultar su nombre real, así separan al experto de la persona, cosa que a mi parecer, no tiene mucho sentido conociendo cómo funciona hoy en día el marketing online y qué es lo que quiere el público.

Porque si, hoy por hoy, preferimos un trato de tú a tú, conocer la persona que está detrás del servicio o producto y de esa forma, identificarnos con ellos.

Por supuesto, defiendo a capa y espada la privacidad de cada uno, de ahí que crea necesario poner filtro y seleccionar qué parte de nuestras vidas queremos compartir y cual no.

Pero si hay algo que nos cuesta (y mucho) compartir en internet es nuestro número de teléfono. El email sin embargo, lo damos sin reparo. ¿Pero el teléfono? ¡Ay madre, qué miedo nos da ponerlo en cualquier sitio!

Como si fueran a apuntarnos a servicios de descargas de tonos o cosas del estilo. Que ojo, por poder, podrían, pero prefiero darle un voto de confianza y creer en que hay más buena gente que mala jejeje..

¿Recuerdas antaño que se solía llevar el teléfono del trabajo y el personal? ¡Madre mía! Las mujeres genial porque basta con hacerse un bolso de tamaño generoso, pero los hombres… 😆

Además, es una liberación tener dos líneas, pero un sólo contrato, que sino al final necesitaríamos una oficina entera para guardar tanta factura. Con estos servicios sin embargo, te viene todo en una, pero con la información por separado, mucho mejor sin duda.

Cuando yo contraté la segunda línea para mi teléfono, no existía WhatsApp (¿en serio hubo un momento donde vivíamos sin WhatsApp? jejeje). Pero hoy por hoy, es genial porque puedes usar tu segunda línea incluso para ésta APP, no sólo para las llamadas, y eso es muy positivo para un negocio. Los clientes valoramos una atención inmediata y cercana.

¿Y si te llaman en horas intempestivas? Te preguntarás… ¡Pues sin problema! Porque puedes incluso fijar un horario para esa línea. Como si de un negocio físico se tratara, abro a tal hora y cierro a tal hora, y si no está dentro de esa franja, lo derivas al buzón de voz y listo. Sino, sería un cachondeo claro.

También me parece buena opción para incluir un teléfono de información a la hora de hacer eventos presenciales o alguna cosa puntual, porque puedes dar de alta y de baja la línea muy rápidamente y usar un número diferente al tuyo para esas ocasiones especiales.

Entonces, ¿separo mi persona de mi profesión? Pues según como lo veas, desde mi punto de vista, debe existir un equilibro. De la misma manera que comparto mis hobbies o publico fotos en las redes sociales de mi día a día, no comparto jamás fotografías donde se vea la cara de mi hija. Así mismo, puedo dar libremente mi email de contacto, pero no mi número de teléfono personal en internet.

Esto depende de cada uno y desde luego, es algo que sólo tú podrás decidir, pero como ves, siempre hay opciones para elegir y dar la facilidad a tus clientes de entrar en contacto contigo de forma privada, aunque profesional, sin intervenir en tu vida personal.

Cuéntame, ¿cómo llevas tu el tema de la privacidad en internet? ¿Sueles separar tu persona online de la offline? ¡Déjame tu comentario por aquí abajo!

Nos vemos pronto, un abrazote enorme.

[Total: 0   Promedio: 0/5]

¿Me Ayudas? Comparte esta Entrada ❤ Gracias


Autor del Post:
Colaborador Siemprendes

Este artículo ha sido redactado por un Colaborador de Siemprendes.com. Facebook | Twitter |

Deja un comentario