Cómo Convertir tu Empresa en una Fábrica Inteligente?

Una fábrica inteligente es hoy en día una fábrica que se ha adaptado a los principios de lo que se ha venido a llamar Revolución Industrial 4.0. Este es el proceso por el que se digitalizan todos los procesos y se toma parte en los avances que han venido por parte de la tecnología y especialmente de los llamados ERP y software de control y gestión empresarial.

En el siguiente enlace:

https://geinfor.com/programa-gestion-produccion/

Podrás descubrir un gran ejemplo de cómo es esto posible y de cuántas ventajas esperan a quienes decidan sumarse al futuro de la producción inteligente.

¿En qué consiste una fábrica inteligente?

Una fábrica inteligente consiste en aquella que haya incorporado en primer lugar la digitalización como bandera. Esto se debe a que supone un factor por el que se puede llevar a cabo un control exhaustivo de todos los procesos productivos así como de todos los sectores y departamentos involucrados en la actividad de la empresa. Esto vale para recursos humanos, maquinaria, control de almacén y stock, cadena de producción, cadena de distribución, etc.

Un ERP o software de gestión empresarial es capaz de recabar toda la información relacionada con la producción de un espacio empresarial. Con dicha información no solo es posible tomar mejores decisiones sino en general implementar notablemente la eficiencia de todo el conjunto empresarial. Por ejemplo, conociendo información sobre las labores de las máquinas, sus tiempos, paradas, fallos en la producción, consumo y tantas otras variables que pueden ayudarnos a ajustar al máximo el rendimiento de las mismas.

Es posible por ello solventar fallos de una forma más sencilla gracias a que el control es más exhaustivo. Al mismo tiempo, podemos coordinar mejor los diferentes departamentos gracias a que la información recabada queda centralizada y es posible emplearla para mejorar dicha coordinación y comunicación entre diferentes sectores. Como no podía ser de otra manera, esta herramienta digital no solo nos permite tomar mejores decisiones sino al mismo tiempo tomarlas en el menor tiempo posible gracias a que nos surte de información en tiempo real. Así pues, en general, podemos hablar de varios procesos que pueden ayudarte a convertir tu fábrica en un espacio inteligente.

1.- Control de los tiempos

 Tanto los operarios como la propia maquinaria cumplen con unos tiempos que pueden ajustarse fácilmente gracias al conocimiento de ellos y el control de los tiempos muertos, pausas o periodos ineficientes. Con ello no solo podemos aumentar el rendimiento de la productividad sino la calidad del trabajo para los propios operarios haciendo que su tarea sea más dinámica y motivadora.

2.- Corregir fallos en la cadena de producción

La cadena de producción es la espina dorsal de cualquier fábrica. Es por ello que debe tenerse un gran control sobre ella y todos los procesos involucrados en la misma. Un ERP es una herramienta que, gracias a la obtención de información pormenorizada de la cadena de producción, puede ofrecernos la posibilidad de corregir fallos de una forma sencilla y eficaz. En efecto, nos da la posibilidad de detectar en un tiempo mínimo anomalías y errores de la cadena de suministro para poder mejorarlos, corregirlos o suprimirlos en el caso de que fuera necesario.

3.- Mejora la coordinación y la calidad de la comunicación

Otro de los puntos en los que debemos incidir para conseguir una fábrica inteligente es precisamente el de la comunicación y coordinación entre diferentes equipos de trabajo, departamentos y sectores de nuestro espacio productivo. De esa forma, debemos procurar que exista un flujo de información continuo y lo más organizado y sistematizado posible. En este sentido, los software de control y gestión nos permiten empaquetar la información de una forma eficaz para que pueda ser transmitida y compartida entre departamentos y con ello conseguir una mejor articulación y un mayor rendimiento.

4.- Versatilidad, flexibilidad y capacitación

Estas tres son algunas de las características más importantes que debe tener una fábrica inteligente. La versatilidad tiene que ver con la capacidad de ofrecer nuevas respuestas según las circunstancias. La flexibilidad, con ser capaz de obtener nuevos límites respecto a su propio rendimiento a través de la continua mejora. Por último, está la cuestión de la capacitación. Esta es una característica relacionada con las dos anteriores y que depende en gran medida de las circunstancias de nuestra fábrica o espacio productivo.

Es precisamente ahí donde de nuevo un ERP puede cumplir una función esencial gracias a su naturaleza modular. Nos permite sacar el máximo partido gracias precisamente a que funciona por módulos y nos ofrece la posibilidad de crear un esquema casi exclusivo para nuestra empresa y/o sector. Con ello, asegura que las otras dos cualidades, la versatilidad y la flexibilidad del mismo, queden de sobra cubiertas.

5.- Reducir costes

Gracias a todos los puntos que hemos comentado y que tiene que ver los ERP nos permiten por lo mismo ahorrar en costes en la producción. Minimizamos los tiempos, los desperdicios, los defectos y en general los residuos de todo tipo en nuestra producción. Sin embargo, junto con ello también pueden hacer que nuestro negocio ahorre mucho en pérdidas gracias a que permiten mejorar la calidad de nuestro futuro gracias a poder tomar mejores decisiones en menor tiempo. En definitiva, nos vuelven mucho más competitivos

[Total: 0   Promedio: 0/5]

¿Me Ayudas? Comparte esta Entrada ❤ Gracias


Autor del Post:
Colaborador Siemprendes

Este artículo ha sido redactado por un Colaborador de Siemprendes.com. Facebook | Twitter |

Deja un comentario