De Mayor Quiero Ser Autónomo

Muchos niños sueñan con ser bomberos, enfermeros, veterinarios o deportistas de élite, pero pocas veces oímos decir a un infante «papá, mamá, de mayor quiero ser autónomo».

Y esto sucede porque desde muy pequeños, interpretamos nuestra dedicación como una forma de ganar dinero mediante un salario fijo y un puesto estable.

Todos los adolescentes se forman en busca de encontrar su nómina ideal, que les permita seguir las pautas de lo establecido: comprar un coche, comprar una casa, formar familia y pasar así el mayor tiempo posible de vida.

El sistema está creado para que consumas y para consumir, necesitas contar con ciertos ingresos que te acomoden en una vida sin imprevistos.

Pero.. ¿Y si eres uno de esos niños rebeldes que luchan contra corriente? ¿Y si nunca te has conformado con lo que tienen todos?

Es entonces, cuando te planteas montártelo por tu cuenta y empezar a ser tu propio jefe.

¿Qué es Ser Autónomo en Realidad?

¿Ser autónomo es no trabajar? Pues NO. Trabajas y mucho.

La realidad es que ser autónomo significa ser trabajador, pero autónomo, por cuenta propia y no para terceros.

Un autónomo es una persona física que puede legalmente tener una actividad comercial ofreciendo productos o servicios a sus clientes.

Puntos a tener en cuenta importantes: Un autónomo no dispone de una nómina, emite facturas y puede, o no, tener un lugar específico de trabajo.

Requisitos para Ser Autónomo dentro del Sistema

Principalmente estar dado de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos y en el Impuesto sobre Actividades Económicas.

Por supuesto, a nivel legal y fiscal debes «estar limpio».

No tener ningún expediente penal abierto y estar al día con tus obligaciones económicas como ciudadano.

A estos requisitos formales para ser autónomo me gustaría añadir algunos más subjetivos: Tener un par de… «motivaciones» para darte de alta como autónomo y estar predispuesto a darlo todo.

Ventajas

Según mi experiencia, ser autónomo tiene los siguientes puntos fuertes:

  • Tú te organizas el tiempo y aplicas tu método. No dependes de horarios firmes y rígidos, ni ningún jefe que te obligue a hacer las cosas a su manera.
  • Tus beneficios suelen ser acordes a tus esfuerzos, no como en un trabajo para terceros en el que a veces, das más de lo que recibes.
  • Puedes crear un empleo acorde a tus pasiones y si no existe, puedes inventarlo.
  • Puedes desgravar el IVA de los bienes y servicios que te sirven para crecer profesionalmente.

Desventajas

Aquí por supuesto, desde mi punto de vista, comparto contigo la cara oscura de ser autónomo:

  • Tienes total responsabilidad sobre el negocio. Es decir, las deudas irán a tu nombre y cualquier problema llevará también tu nombre.
  • Vives en una incertidumbre total. No hay ningún sueldo fijo asegurado a fin de mes.
  • Pagas impuestos por generar beneficios y las cuotas de la seguridad social son muy elevadas a día de hoy.
  • Aunque lo delegues en una empresa de mucha confianza, siempre deberás permanecer al tanto de tu contabilidad para evitar sustos innecesarios.

Por Donde empiezo?

Si ya tienes claro que quieres comenzar a ser autónomo, mi mejor consejo es que comiences informándote detalladamente de cómo funciona este juego.

Evalúa con cuánto dinero tienes que contar mensual, trimestral y anualmente para cubrir los gastos que te genera ser autónomo y haz una estimación de lo que vas a poder generar, económicamente hablando.

Puedes ponerte en manos de una gestoría para tramitar todos los papeleos o hacerlo tú mismo, pero ten en cuenta el tiempo y los conocimientos que necesitarás para poder llevar a cabo el alta de autónomo sin cometer errores.

Y sobre todo, si puedes, cuenta con clientes antes de darte de alta para así una vez comiences, no empieces desde cero y puedas disponer de algunos ingresos mínimos el primer año.

Conclusión

Ser autónomo no es tan bonito como lo pintan, pero puede ser un buen trampolín si llevas años atrapado en el sistema y deseas dejar de trabajar para otros.

Si eres de las personas a las que les va la aventura, convertirte en autónomo va a significar la más intrépida que hayas experimentado hasta día de hoy.

Fórmate todo lo que puedas, prepárate y échale mucha ilusión para que no desistas a la primera de cambio.

Espero que éste artículo te haya sido de ayuda, si es así, cuéntamelo en los comentarios, estaré encantada de apoyarte en este nuevo inicio.

Gracias por pasar a leerme y hasta pronto.

[Total: 0   Promedio: 0/5]

¿Me Ayudas? Comparte esta Entrada ❤ Gracias


Autor del Post:
Lorena Molinero Martin

Especialista en Marketing y Emprendedora Online Por Vocación. Adoro Escribir y Leer, Aprender, Crecer y Compartir. Facebook

Deja un comentario