El poder de las decisiones en tu proyecto online

No sabía muy bien cómo escribir sobre esto porque es un tanto complejo de expresar. No es algo que se encuentre en la superficie.

Es más bien una sensación que me ha ido acompañando en este último año.

Quería compartir mi visión particular en mi recorrido online contigo por si te sirviese de ayuda de alguna manera.

No es que sea demasiado extenso, con este blog vamos ya para 6 años, pero con el mío personal  llevaré apenas 4. Puede que digas, wowww que de tiempo! Pero realmente no es tanto.

¿Por qué te digo esto? Emprender online  lleva su tiempo. Puedes crearte una web gratis en un periquete, en un par de meses haber incluido enlaces de afiliados y tener todo en marcha para empezar a recibir visitas. Esto, en el mejor de los casos.

También puedes estar enfoncando los post de tu blog a ciertas búsquedas de los usuarios, intentando posicionarlos con SEO, luchando encarnizadamente con la competencia…

Y en ambos casos puedes sentarte a esperar.

Afianzar un negocio online es otra cosa. Es encontrar tu sitio, haber experimentado y sobre todo no parar de hacerlo crecer. Tomando decisiones.

Y hacerlo en cualquier dirección, no importa ensayar, probar o tantear aquí o allá, dentro o fuera, rápido o lentamente con los años, porque tu sigues estando centrado y satisfecho con lo que haces.

Si te encuentras estancado o estancada con tu proyecto, es por algo. Quiero decir, que ha ocurrido lo que tenía que ocurrir. Es perfecto.

Según mi experiencia personal, cuando decidimos indagar un poco, tanto fuera como dentro de nosotros, ocurren cosas.

  • Puede que pensaras que querías dedicarte a algo y que luego descubras que ese algo no está hecho para ti.
  • Puede que creyeras que no ibas a ser capaz de llevar una tarea a cabo y que luego descubras que te encanta lo que estás haciendo.
  • Puede que te consideraras una persona decidida, capaz o resolutiva y que luego compruebes que nada de eso eres tú.

Quizás todo esto te suene a chino, pero a lo mejor no, y te ayuda.

Si estás en un momento de tu vida en el que no sabes a dónde te puede llevar eso de dejarte fluir, y que te dices a ti mismo: «tengo que esperar a que mi negocio en internet tenga suerte un poco más adelante» o lo de que «ya funcionará cuando tenga más tráfico (visitas en tu web)», párate y toma decisiones.

Las decisiones siempre nos van rondando por la cabeza desde casi el principio, pero a veces las confundimos con miedo.

Porque pensamos, pensamos mucho las cosas.

A veces actuar sin más es la mejor manera de poner las decisiones en marcha, porque lo creas o no, estas ya estaban tomadas…

No te está gustando hacia donde te diriges, pero la inercia te lleva. Si cambias, de nuevo el temor. Pero solo es dar un paso, el resto viene solo.

Además, la intuición es buena consejera porque te lleva a sitios donde quizás no sabías que querías estar.

Para poder encontrar nuestro lugar en internet hay que experimentar muchas cosas por el camino, todas las que seas capaz y estén a tu alcance. Porque un negocio aquí tiene que estar en continua evolución, igual que tú 🙂 .

Quizás me he puesto un tanto profunda pero sinceramente pienso todo lo que te estoy contando en este post.

Ya que gracias a mis cambios interiores he podido llevar hacia afuera también la indagación, el saber si quiero realmente hacer lo que estoy haciendo.

Pero claro, hasta que no decides dejar de temer equivocarte (que es lo mejor que te puede pasar aquí) no tomas decisiones y no avanzas.

Cuando tu te decides a moverte, a cambiar, todo cambia 😉 . El poder experienciar diferentes cosas con tu proyecto en internet es lo que te va ayudar a estabilizarte.

¿Y esto significará que tendrás éxito él? Vete tu a saber…

Hoy por hoy no soy muy amiga de seguir unas directrices A-B-C que se marque el marketero de turno, he aprendido que esto puede ser muy cambiante. Mucho.

¿Y qué pasa si te confundes con una decisión? Pues que es maravilloso. Aunque tampoco sabes si lo que hoy no te ha funcionado mañana te puede llegar a funcionar, aquí nada es garantía de nada por mucho tiempo…

Y mira, mejor que mejor. Así vamos experimentando de todo que la vida es muy corta y nunca sabemos qué cosas nos pueden quedar por probar.

Decídete a cambiar si tu proyecto te lo pide y verás cuántas cosas interesantes ocurren en tu vida…

[Total: 0   Promedio: 0/5]

¿Me Ayudas? Comparte esta Entrada ❤ Gracias


Autor del Post:
Sonia Molinero Martín

Escritora, Redactora Digital y Consultora Literaria. Me encantará compartir contigo mis experiencias como autora y emprendedora online. Facebook

Deja un comentario