La competencia no existe, son los padres


No, no existe, la competencia es algo como el ratoncito Pérez o los Reyes Magos (ojo, que son personajes a los que admiro y respeto de toda la vida, pero seamos realistas, nunca han existido como tal).

La competencia es algo que se creó para dar una motivación, como por ejemplo, la de ser “niños buenos” y recibir regalos o para paliar ciertos momentos difíciles, como la caída de un diente.

Llevaba tiempo queriendo escribir este post, pero por unas cosas u otras, me he echado para atrás en varias ocasiones por motivos absurdos y prejuiciosos.

competenciaY es que, me di cuenta al escuchar hablar a algunas personalidades conocidas del marketing y de los negocios online a las que admiro, que tratan el tema de su competencia como si del “hombre del saco” se tratara.

Fíjate que ellos mismos son conscientes de que llevan años y años creando su marca personal en este mercado, que son figuras reconocidas dentro de sus nichos, pero pese a eso, aún se dirigen a sus compañeros de actividad como “competencia”.

Y este artículo me encantaría que lo leyera alguno de ellos, sería algo espectacular. Con él, quiero transmitirles un mensaje claro.

Cada uno de ellos, es especial y diferente, y pese a enseñar las mismas teorías o técnicas muy parecidas, lo hacen de forma completamente distinta.

A todos los profesionales de este mundillo a los que sigo, les sigo porque cada cual, me aporta algo a su manera.

Con cada uno de ellos, conecto de forma diferente y cuando me dispongo a ver uno de sus vídeos, leer uno de sus artículos o ver alguna conferencia que hayan dado, mi mente se configura automáticamente para recibir sus mensajes de una forma concreta.

Por eso, cuando se habla de competencia en este entorno me da la risa.

competencia

Quizás, Coca-cola sea la competencia de Pepsi. En los grandes negocios que fabrican productos definidos, puede que exista (aunque aún no lo tengo del todo claro). ¿¿Pero en los profesionales independientes?? ¡Ni hablar!.

Un e-commerce compite con otros e-commerce, un producto, compite con otro… No debo negarlo, sé bien de qué se trata.

Ahora bien, quien se vende a sí mismo como profesional de algo en internet, si realmente es lo suficientemente profesional, se habrá preocupado de dejar reflejada su marca personal en tooodo lo que hace. Por eso, no tiene competencia.

Además, si realmente es un profesional de lo suyo en internet y tiene una marca personal, se habrá encargado de definir un público concreto al que irá dirigido. Por eso, no tiene competencia.

Y por si eso fuera poco, como buen profesional que se ofrece en internet, tiene una marca personal y un público determinado, deberá también de haber especificado por qué canales o de qué manera va a llegar a su público objetivo. Por eso, no tiene competencia.

Así que, cada cual, marca su propio camino, y pese a converger con sus compañeros de nicho de mercado en algún momento, no cambia su rumbo, lo continúa paralelamente, sin competir.

¿Competencia o Compañeros?

Imagino esto de la competencia como si de pretendientes se tratara.

Ponte en la piel de alguien que busca pareja, y va a tener 3 pretendientes.

Cada pretendiente que se te presente, será físicamente diferente, así que la impresión que te darán a primera vista ya será distinta y seguramente te decantes por alguno (o alguna). Su cuerpo, su mirada o su sonrisa pueden ser un factor importante, aunque aquí cada uno, ya se sabe, tiene sus prioridades jejeje.

Luego, cuando intercambiéis las primeras palabras, uno de tus pretendientes te hará sentir más cómodo (o cómoda) que otro. Su forma de expresarse, cómo se dirige a ti o su lenguaje corporal al hablarte.

Y más tarde, al ver la intención de cada uno de ellos (o ellas) ya decidirás cuál es más afín a lo que estás buscando. Quizás uno te diga que sólo busca una amistad y tú lo que necesitas ahora es una relación estable…. ¡O no! A saber lo que andas buscando pillín (o pillina) jejeje.

Pues eso, al lío, que así es exactamente cómo creo que funcionamos. Siempre nos posicionamos de un lado u otro y descartamos aquello con lo que no terminamos de encajar (más tarde o más temprano claro…).

Esto es lo que yo pienso sobre la competencia a nivel profesional, y tú ¿qué es lo que opinas?. ¡Me encantará leerte por aquí abajo en los comentarios y conocer cuál es tu punto de vista!. No te cortes, y cuéntame qué te parece. 😉

¡Si tienes que competir con alguien, que sea contigo mismo!. Si te ha gustado, comparte, no te lo guardes ¿vale?. ¡Hasta la próxima!.

[Total: 0   Promedio: 0/5]

¿Me Ayudas? Comparte esta Entrada ❤ Gracias

Lorena Molinero Martin

Especialista en Marketing y Emprendedora Online Por Vocación. Adoro Escribir y Leer, Aprender, Crecer y Compartir. Facebook

2 comentarios en “La competencia no existe, son los padres”

  1. Genial Lorena!!!

    Yo opino lo mismo que tú! Somos seres únicos, con nuestros talentos únicos y nuestras pasiones, que hacen que hagamos cada cosa de una manera especial y personal, tanto como profesionales como en cualquier ámbito de nuestra vida.

    Abrazos!!

    Responder
    • ¡Muchas gracias Marta!

      Me alegra saber que no estoy loca, ni soy la única que cree esto 😉

      A ver si hacemos pronto esa reunioncilla/comilona con Víctor Martín y tengo el placer de “desvirtualizarte” jejeje, estoy segura de que será un gran momento.

      ¡Un abrazote enorme corazón y a continuar siendo tan auténtica!

      Responder

Deja un comentario