Las Tipografias más Utilizadas en una Página Web

Hoy te traigo un tema que normalmente pasamos por alto, pero hay a quienes nos inquieta: las tipografías de nuestra web.

¿Cuál es la mejor tipo? ¿Qué cosas hay que tener en cuenta?

Para comenzar, te voy a hablar brevemente del tipo de fuentes que hay para ponerte un poco en situación.

Personalmente, vengo del mundo del diseño gráfico y para mi es sencillo reconocerlas, pero entiendo que no a todo el mundo le resulta tan sencillo identificarlas:

Serif

Sencillas y limpias. Conocidas como el «palo seco». Sin demasiado remate, ni ningún tipo de floritura.

Helvetica

Las fuentes de esta familia son sin remate como las anteriores y se crearon con el fin de modernizar la línea de las Sans Serif sin perder su esencia simplista.

Romana

Algo más clásicas que las anteriores y con algunos detalles. Muy utilizadas en libros de texto. Puedes verlas con «patitas» que hacen reposar las líneas verticales y con muchos remates.

Futura

Modernas y más geométricas, ya no son tan redondeadas y suelen llevar las terminaciones en plano.

Script

Fluidas y con apariencia de manuscrito. Pueden ser elegantes o modernas en base al estilo que lleven.

Las 10 fuentes más usadas en páginas web

Ahora te voy a contar cuáles son las tipografías más utilizadas en páginas web.

Aunque siempre hay excepciones, las fuentes más usadas por los gestores de contenido y las plantillas o themes que vas a encontrar a la hora de crear una página web son las siguientes:

  1. Arial
  2. Calibri
  3. Verona
  4. Helvetica
  5. Verdana
  6. Garamond
  7. Century Gothic
  8. Quicksand
  9. Mangal
  10. Myriad Pro

Y para acabar, me gustaría darte algunas recomendaciones importantes para que tengas en cuenta acerca de cómo usar las tipografías en tu página web y sobre todo, en qué basarse a la hora de elegir la tuya.

Consejos para elegir la tipografía para tu web

Utiliza pocas tipografías.

No mezcles más de 3 tipografías en tu página web. De hacerlo, vas a conseguir ensuciar mucho el código y además, será muy confuso de cara al usuario.

Elige fuentes estándar.

Mi recomendación es que utilices una de estas fuentes clásicas que te he propuesto en el anterior punto, pero si no es una de ellas, procura que no sea demasiado compleja.

Usa un tamaño indicado.

Algunas veces se eligen tipografías apropiadas, pero tamaños desproporcionados. Ni muy grande, ni muy pequeño, aproximadamente entre 11 pt y 16 pt estaría dentro de la normalidad.

Utiliza tipografías legibles.

Por muy moderno que quieres que sea el aspecto, pónselo fácil al usuario y haz que su lectura sea fácil y rápida. Que con un escaneo visual rápido puedan entender los textos vamos.

Respeta los espacios.

No minimices nunca los espacios entre las letras o entre las líneas. Dificultará la lectura y ensuciará la página web a nivel estético. Cada cosa en su sitio mejor, ¿vale?

Honra tu contenido con una tipografía coherente.

Este consejo básicamente es: usa tu sentido común. Intenta ponerte en la piel de quien te está leyendo y entiende sus necesidades. Si quieres que tu contenido llegue, pónselo fácil.

Espero que estos consejos y recomendaciones te hayan servido de ayuda, cualquier pregunta estaré encantada de responderla. ¡Déjala en los comentarios!

¡Hasta pronto!

[Total: 0   Promedio: 0/5]

¿Me Ayudas? Comparte esta Entrada ❤ Gracias


Autor del Post:
Lorena Molinero Martin

Especialista en Marketing y Emprendedora Online Por Vocación. Adoro Escribir y Leer, Aprender, Crecer y Compartir. Facebook

Deja un comentario