Qué aprendí del Liderazgo y del Trabajo en Equipo

Pregúntate una cosa: ¿tú podrías ser un líder?

Hace poco yo me pregunté lo mismo. Y llegué a unas cuantas conclusiones.

En este blog practicamos el Trabajo en Equipo a diario, pero ¿se podría decir que hay Liderazgo? ¿Quién podría ser un líder de nosotros?

La definición de Líder la conocemos todos, pero quizás lo quieras es saber cómo se compaginan estas dos cosas ¿me equivoco?

¿Son compatibles el liderazgo y el trabajo en equipo?

Sinceramente, sí.

Yo he aprendido que a veces incluso en un mismo equipo existen varios líderes y que dependiendo de “en qué momento o ocurra qué”, adoptan una postura distinta.

Aquí por ejemplo, en ocasiones nos cambiamos los roles y dos de nosotros nos dejamos llevar por el tercero 🙂 .

No existen rivalidades insanas.

No tiene porque ser siempre el mismo el que “lleve la batuta”.

Con lo que si te encuentras en una situación similar y tienes compañeros que al igual que tu y que yo, pueden comportarse cómo líderes, quizás también lo sean.

Lo importante es que todos podamos brillar.

¿Sabes a lo que me refiero?

No digo que no vayan a surgir problemas, siempre los hay, sino que no debes competir por ser más líder, sólo déjarte llevar también por el resto para avanzar.

¿Porque se rivaliza en un equipo?

Liderazgo y trabajo en equipo

Lo primero que he aprendido es que discutir es muy positivo.

Debes plantear constantemente tus puntos de vista porque es la única manera de trabajar a gusto y que siempre se pueda llegar a un entendimiento 😉 .

¿Entonces? ¿Por qué tememos tanto cualquier “encontronazo” con nuestros compañeros?

Seguro que tienes un montón de recuerdos de situaciones en las que hayas pasado un mal rato por esto.

A mí se me viene alguna en la que he visto literalmente tirarse de los pelos a tres compañeras de trabajo ¿te lo puedes creer?

Si te has visto involucrado en algo similar y has perdido los nervios sabrás que se pasa fatal…

Y ahora piensa (si lo has vivido en primera persona) ¿es posible que tengas miedo a las críticas de los demás?

Mi opinión es que muchas veces lo tenemos. Y eso nos lleva a encajar mal que nos digan «has comedio un error» ¡¿a qué sí?! 😛 .

Todos tenemos debilidades. Pero también tenemos fortalezas que debemos conocer de nosotros mismos.

¿Alguna vez te has preguntado cuáles son las tuyas? Haz este test porque te va a dar mayor seguridad en ti mismo si la necesitas.

Cómo saber si estás hecho para el Liderazgo

El que tú seas el jefe, el que manda, el que decide y que ha reunido a un equipo personas, no te convierte para nada en un líder.

Tampoco lo eres por tener el don de la palabra y que todo el mundo se quede con la boca abierta cuando tú hablas.

Ni siquiera si te involucras en el equipo de trabajo todos los días procurando dirigirle con mano dura.

Deberías preguntarte sólo una cosa, ¿permitirás al que está a tu derecha que también lo fuera?

Ahí radica para mí la clave, sabremos si valemos para esto o no 😉 .

¿Cómo medir tu capacidad para liderar?

Según mi opinión, si tienes sentido de la protección y reaccionas siempre ayudando al resto. Deberías liderar.

También si eres un compañero cercano y sobre todo, sincero, en quien todos confían para pedirte opinión o contarte cualquier problema que les haya surgido.

Plantéate estas dos cosas.

1.- ¿Tu equipo disfruta a diario contigo?

2.- ¿Crees que si mañana les propones otro proyecto en común dirían que sí?

Esto para mi es tener mano para liderar 😉 .

¿Todavía quieres saber más?

Mira estos dos artículos relacionados:

Cómo Trabajar en Equipo en el Mundo Online

Inteligencia Colaborativa

Te invito a que me dejes por aquí abajo cuál es tu opinión, me encantará escucharla 😉 .

[Total: 0   Promedio: 0/5]

¿Me Ayudas? Comparte esta Entrada ❤ Gracias


Autor del Post:
Sonia Molinero Martín

Escritora, Redactora Digital y Consultora Literaria. Me encantará compartir contigo mis experiencias como autora y emprendedora online. Facebook

Deja un comentario