Packaging y Marketing ¿Qué es y Cómo usarlo para tu marca?

¿Sabes eso de que una cosa es el continente y otra el contenido? Pues esto me viene al pelo para hablarte de lo que quiero hablarte hoy.

Muchas marcas invierten mucho en atraer al público hacia su producto, que puede ser buenísimo, pero que si no viene bien presentado será tirar el dinero a la basura.

En un seminario presencial de Marketing que realizó Alex Kei, recuerdo unas palabras que realmente me hicieron entender este concepto que te propongo: Un cuadro puede venderse solo por el marco que se le ponga.

¡Y qué razón tiene! Si le dejo a mi hija un lienzo y unas pinturas para dedos dejará volar su creatividad. Quizás aparentemente su cuadro no tenga nada especial, pero aumentará su valor (económico, claro, porque sentimental para mi tendría muchísimo) si le colocamos un buen marco y lo colgamos en el Thyssen.

¿Qué es el Packaging?

Packaging es el recipiente o contenedor de un producto. En lo que viene envuelto, protegido o envasado.

Su función reside básicamente en eso, en proteger al producto, sin más.

Packaging puede ser desde el  plástico de burbujas que recubre un producto, hasta el bote de cristal que lleva dentro unas lentejas, pasando por el envase de un pintauñas o las botellas de plástico de los refrescos.

Un buen ejemplo podrían ser las cajas de cartón que contienen los perfumes. Te voy a poner dos imágenes a continuación de perfumes femeninos envasados y su caja y me dices cuál te resulta más atractivo.

Packaging y marketingpackaging y marketing

 

 

 

 

 

 

 

No necesariamente el de aspecto más atractivo ha de ser el mejor perfume, ya que luego depende mucho de los gustos de las consumidoras el aroma que más les guste, claro está.

Pero es entonces donde entra el juego el Marketing.

Ya no sólo tratamos de proteger y embalar un producto, sino que también queremos hacerlo irresistible para los compradores.

El diseño que tenga el producto nos hará hacernos una idea de cómo es su calidad.

Imagina un envase con una imagen pixelada.

Dará sensación de dejadez, no sólo en lo que a la estética se refiere, sino también en la producción de ese producto.

De hecho, aprovecho para contarte una historia personal que me ha sucedido recientemente.

Soy fiel a la tienda de Primor, me gustan mucho las marcas que traen y suelo hacer un pedido online cada mes y medio o dos meses.

Antes, traían mis productos en unas cajas de cartón grandes impresas con su logotipo, pero el último pedido que hice, me lo trajeron en una especie de plástico rodeado por cinta adhesiva sin más y eso me hizo pensar: Uy, no les debe ir muy bien cuando están recortando en gastos…

Para que veas de qué forma tan directa puede afectar el envoltorio de un producto. Un simple cambio, sutil, aparentemente efímero, te hace representar una idea sobre la empresa que antes no existía.

¿Cómo influye el Packaging en las ventas?

La presentación del producto es capaz de seducir o repeler al usuario y tiene una relevancia que muchos olvidan.

Porque si amigo mío, compramos con los ojos. ¡Y no sólo con ellos! Con el resto de sentidos.

Está comprobado, de hecho, hay una rama de Marketing que se dedica a estudiar nuestro comportamiento de compra, se llama neuromarketing.

Los sentidos son protagonistas a la hora de hacernos decidir por una marca u otra.

En la vista está el factor packaging, en el tacto también, en el oído las músicas de los anuncios y establecimientos (quién no conoce la melodía de mer-ca-do-naaa, mer-ca-do-na) e incluso en el olfato gracias a los odotipos y aromas corporativos (las tiendas de ropa o las hamburgueserías son prueba de ello).

El branding de marca también importa

No debemos olvidar el factor de la diferenciación.

Si te digo que pienses en una marca de tabletas de chocolate de color morado… ¿Pensaste en Milka?

Y si te pregunto por una bebida refrescante y con gas que sea roja, ¿no te apareció por la cabeza CocaCola?

Está claro que unas marcas se diferencias de otras no sólo por su producto, sino también por la imagen que dan, y aquí el packaging es el protagonista de la historia.

Si vas a comer a una cadena de fastfood, no te llevarás el mismo recuerdo de la que te proponga un envase para hamburguesa limpio, llamativo y apetecible, de la que te entreguen tu comida en una mini hamburguesa cutre que ponga un “gracias por su visita”.

Pequeños detalles hacen grandes diferencias en lo que a marketing se refiere.

Desde luego, si estás pensando en distribuir tus productos, has de pararte a reflexionar qué es lo que a ti te gustaría encontrarte.

Sea lo que sea lo que vendas, hazlo atractivo para el público con un buen marco, porque por más valioso que sea el contenido, si no llama la atención nadie conocerá lo bueno que es tu producto.

Y esto es todo por hoy, espero que te haya sido de ayuda el artículo y si es así, que lo compartas y me lo hagas saber dejándome abajo un comentario.

¡Mil gracias por pasarte a leer y hasta pronto!

[Total: 0   Promedio: 0/5]

¿Me Ayudas? Comparte esta Entrada ❤ Gracias

Lorena Molinero Martin

Especialista en Marketing y Emprendedora Online Por Vocación. Adoro Escribir y Leer, Aprender, Crecer y Compartir. Facebook

Deja un comentario