Pros y Contras de «trabajar desde casa»

Hace cosa de un año y medio «cerramos el negocio» definitivamente cara al público.

Nuestra pequeña empresa se tambaleaba y decidimos cortar por lo sano y quitarnos uno de los peores gastos mensuales que teníamos: el alquiler de la oficina.

¡Total! cada vez entraba menos gente por la puerta (y cada vez teníamos menos ganas de que entrara 😛 .)

Más que nada porque nuestra mentalidad estaba cambiando y empezábamos a conectar con nuestros clientes de otra forma bien distinta.

Como te imaginarás, aquello supuso una vuelta de tuerca increíble para mis hermanos y para mi.

Cuesta acostumbrarse, pero trabajar desde casa es un placer

La verdad es que la expresión «trabajar desde casa» no cuadra mucho conmigo hoy por hoy.

Sobre todo porque no siento que esto que hago ahora mismo sea un trabajo (como yo lo había entendido siempre).

Ahora no me supone el esfuerzo que me suponía antes «ir a trabajar».

  • Primero, a una tienda abierta abierta al público en plena calle principal (en la que cada vez entraba menos gente)
  • Segundo, a la oficina a la que nos habíamos ido para ahorrar en un local más pequeño mientras lo intentábamos online.

Antes la cosa era así:

«Levántate, prepárate, desplázate, aliméntate varias veces (comidas, cafés, etc..), vuelve a desplazarte…»

Al principio, cuando me encontré sola en casa frente al ordenador (las primeras semanas) estaba como atontada, me faltaba «jaleo», «llamadas», «importunios», en definitiva, trasiego 😛 .

¡Demasiados años trabajando como una zombie! Parecía que me enchufaba el piloto automático a las 7:30 de la mañana y ¡a funcionar! Llegara a la hora que llegara a casa…

Me costó un poco acostumbrarme a estar aquí, a relacionarme desde aquí y a empezar a ver las cosas de otra manera.

Y he comprobado que «trabajar desde casa» tiene más pros que contras.

Si me hubieran dicho hace unos años que mis reuniones iban a ser vía skype, que iba a organizarme como me diera la gana, o que iba compartir proyectos con gente del otro lado del charco, habría puesto esta cara diciendo «eso no es posible» 😯  .

Algunas ventajas de levantarme de la cama y tener la oficina a menos de 10 metros

Trabajar desde casa (2)

Dicen que aproximadamente el 37% de la «masa laboral» del planeta estamos en la nube (no te preocupes, no te voy hablar de empleos, ya sabemos todos de la tasa de paro). Yo solo me pregunto si muchos se sintieron como yo al principio.

Los cambios son así, es cuestión de tiempo que nos adaptemos a una nueva situación.

Como dato… ¡nunca en toda mi vida me había despertado antes de que sonara el despertador!

Ahora me siento muy agradecida,  porque aquellos pasos que dimos para estar «donde queríamos estar» (es decir, en cualquier parte), están viendo su fruto. El primero, una renovada felicidad y liberación sin límites 😆

Y veo un montón de ventajas para todo aquel que quiera probar a trasladar la oficina a casa.

Se me han ocurrido unas cuantas, pero estaré encantada de comentar contigo si se te pasa por la cabeza alguna más…

Pros de trabajar desde casa:

1# Cero desplazamientos

Lo que te contaba, ahora cuando me desplazo, normalmente es por placer (visitar o conocer a alguien, salir por ahí, comprar..)

Además, supone un gran ahorro económico el no tener un ir y venir todos los días de casa al trabajo.

2# Menos interrupciones

Esto, como todo, se traduce en mejor calidad del trabajo que estés realizando. Lo que te dejará más tiempo para ti mism@.

Aunque en tu empresa no entre ningún cliente, estarás conmigo en que perdemos muchísimo tiempo atendiendo a demasiadas cosas, no se si me sigues 😉 .

Antes creíamos imprescindible tener un punto de «atención al cliente», ahora a nadie le sorprende encontrarse con una empresa que sólo atiende vía email o móvil, por ejemplo.

3# Mejor desarrollo

A nivel personal y sobre todo, en que si quieres y te organizas, puedes desarrollar más proyectos a la vez.

Si te fijas muchos de los que tenemos blogs, no tenemos solamente uno o dos, sino que además nos gusta colaborar y estamos abiertos a seguir creciendo.

4# Más y mejores contactos

Personas talentosas por todos lados con las que poder relacionarte.

A veces, al tener que estar físicamente siempre en un sitio determinado (tu empresa, otra empresa, visitas a clientes o los recibes) no te permite tener demasiado tiempo para conocer nuevos contactos.

5# Más conocimientos

Aprovecho cada momento del día para estudiar, para compartir y para mejorar (vídeos, audios, cursos).

No sólo a nivel de marketing online, o sobre negocios, con el paso de los meses vas interesándote por otras cosas que a lo mejor sin tiempo, no hubiera sido posible hacer (por ejemplo crecer más a nivel personal)

6# Mejor alimentación

¡Esto si que ha sido importante! Aunque siempre me ha gustado comer más o menos sano, ahora es mucho más fácil hacerlo.

Ya sabes, eso de que cuando estás fuera «comes cualquier cosa en un momentito».

7# Mejores colaboraciones

Desde este lado (detrás de la pantalla casi todo el tiempo) todos nos beneficiamos de lo que se llama inteligencia colaborativa.

Esta es una de mis ventajas preferidas 😆 . No me deja de sorprender conocer personas casi a diario de cualquier lugar del planeta.

Poder aprender del resto, aportar algo. En fin, todo un placer al alcance de cualquiera.

8# Más tiempo para viajar

¿Cuántos de nosotros estamos esperando a «la jubilación» para poder viajar libremente durante el año?

Que de igual que sea Martes que Sábado, invierno o verano, que puedas organizarte para atender cualquier tarea a través de una conexión a internet si lo necesitas.

Trabajar online nos permite «estar» al frente de un negocio sin necesidad de «estar» en un punto determinado.

9# Horarios más que flexibles:

Es un gustazo poder elegir las horas del día para estar sentad@ al ordenador con cualquier proyecto.

En mi caso, normalmente madrugo de Lunes a Domingo. Con lo que tengo un montón de horas todos los días para organizarme como quiera.

Desde las tareas más cotidianas, pasando por el deporte y el ocio, hasta aprovechar ratitos para hacer esto que me apetece tanto en este justo momento 😉 .

¿Contras de trabajar desde casa?

Trabajar desde casa (3)

En mi caso, los inconvenientes que he encontrado han sido más bien pocos para que te voy a engañar, así que no voy a hacer ninguna lista para los contras 😛 .

Pero se me ocurren situaciones en que muchas personas no llegan a estar nunca bien en la intimidad de su casa (dejando al margen el tema económico por supuesto):

  • cuando se han quedado sin trabajo y han tenido que pasar una temporada en casa.
  • cuando se han tomado lo que se llama «un año sabático» para descansar o cambiar de rumbo.
  • cuando viven situaciones cotidianas en casa por más tiempo del acostumbrado.

En todos los casos hay un factor común: no se encuentran a gusto en soledad.

Personas que se agobian con un ambiente de calma constante, encontrarse a si mismos todo el tiempo «entre cuatro paredes».

Hay personas que incluso pueden parecer exageradas por decir: yo me volvería loco.

¡No es coña! En mi caso, hay gente que dice: ¡¡ay Dios!! yo no podría, yo necesito salir y ver gente ¿y no se te cae la casa encima?

Pues no 🙂 . Estoy encantada, además estoy por decir que ahora me relaciono con muchas más personas que antes.

Trabajar desde casa no quiere decir estar 168 h semanales metida en ella, significa que posiblemente el tiempo que antes estabas fuera, lo puedas dedicar a tu proyecto dentro…

Pienso que normalmente cualquier persona que tiene un proyecto online, además es alguien creativo también ¿verdad?. Que valora un montón el tiempo libre (el que le dedica a su sueño) y por lo tanto se siente muy a gusto cuando decide trabajar desde casa.

¿No será que en realidad no todo el mundo está preparado para ésto? Es más que posible creo yo.

En mi caso no tengo hijos, pero veo que ésto tampoco supone ningún problema para muchos padres y madres que trabajan desde casa a diario.

O sea que es muy factible compaginar la vida laboral y la familiar en un mismo sitio, ¡su hogar! 🙂 .

Por lo que he deducido en todos estos meses por aquí, tan sólo es cuestión de cómo sea la persona.

Si emprendes desde casa, puede ser un bonito y exótico viaje, o quizás más bien una larga travesía por el desierto. Depende de ti.

Vas a conocer muchos lugares y también cosas, pero sobre todo a ti mismo un poco mejor y es más que posible, que a los que te rodean también…

Me encantaría saber tu opinión sobre este tema, ¿crees que estarías a gusto al trabajar desde casa? ¿te apetecería ponerte a prueba? ¿ya lo has hecho?

Te espero por aquí abajo en los comentarios!

También te puede interesar este artículo:

No quiero Trabajar en Nada.

[Total: 0   Promedio: 0/5]

¿Me Ayudas? Comparte esta Entrada ❤ Gracias


Autor del Post:
Sonia Molinero Martín

Escritora, Redactora Digital y Consultora Literaria. Me encantará compartir contigo mis experiencias como autora y emprendedora online. Facebook

14 comentarios en «Pros y Contras de «trabajar desde casa»»

  1. Hola de nuevo Sonia,

    yo también soy una persona poco disciplinada, jejeje. Pero creo que precisamente el trabajar desde casa es lo que te fuerza a aprender a serlo, ya que siempre tienes la presión de algo externo (en mi caso universidad y profesores) y los humanos tendemos a la rebeldía de «Lo haré cuando me parezca». Mientras que si no tienes a nadie como que no sientes presión y lo haces mejor y con más ganas. Por ejemplo este año tengo mucho más tiempo para entregar trabajos y sin embargo los hago antes y bien, mientras que cuando tenía la presión de tener que hacerlos para YA y con los profesores encima los hacía sin ganas.

    Pero ahora te planteo una duda: Quiero crear una empresa, seré la jefa, pero el trabajo no lo haré yo sola y por motivos económicos de momento no tendremos local para reunirnos (nos reuniremos pero quizás uno o dos días por semana en algún lugar decidido) sino que cada uno trabajará por su cuenta, ¿lo ves factible? ¿O el trabajar desde casa solo es factible si el trabajo lo ejerce una persona? Lo digo por el tema de organización y demás. Tú que trabajas con tus hermanos quisiera saber opinión, saber si es sencillo o no.

    Responder
    • Hola Ana! cómo estás? Estás en lo cierto jejeje, sí que somos un poco rebeldes algunos con esto pero bueno, está bien 🙂 . Y es verdad que nos sentimos muchísimo mejor cuando no somos presionados, es que no tiene nada que ver verdad…

      Bueno pues tengo que felicitarte entonces, ¡qué maravilla! Tengo que decirte que lo veo más que factible, es así como más se rinde en mi opinión. Para mi, que soy una persona que siempre ha creído preferir tener una oficina física a la que desplazarse, ha sido todo un descubrimiento. Algo muy grato que realmente hace que el tiempo cunda el triple. Todo es cuestión de organización y de buena sintonía en el equipo 🙂 . En nuestro caso al principio nos costó un poquito, pero es normal tampoco estábamos acostumbrados a esto… Pero después, con todas las herramientas de que disponemos hoy en día, se hace muy sencillo. Desde conectar por skype, facebook o google + para llamadas grupales o individuales entre nosotros, a utilizar multitud de utilidades para ello. Te dejo por aquí un link con herramientas que nosotros utilizamos que te va a venir muy bien, abajo del todo tienes un apartado de «trabajo en equipo», ya me dirás qué te parecen estas ideas.

      Te deseo todo lo mejor en esta nueva andadura que vas a comenzar Ana, estamos en contacto, ve contándome qué tal lo llevas jejejeje 😉 aunque no dudo que muy bien, con ganas y actitud todo se consigue, un abrazo grande maja!

      Responder
  2. hola tocaya, voy leyendo tu blog y realmente me tranquiliza un poco tu vision sobre trabajar desde casa, recien he recibido una oferta para hacer esto y sinceramente estoy algo asustada con este cambio pero tengo fe en que todo funcionará de acuerdo a lo esperado y saldra algo bueno de todo esto.
    No se si esta modalidad de trabajo funciona para todos , sobre todo si no eres una persona tan disciplinada (como es mi caso) pero vale la pena intentarlo.

    Te agradeceria compartieras algunos tips para hacer esta transicion un poco mas facil, creeme ayudaria mucho. gracias y saludos.

    Responder
    • Hola Sonia tocaya! qué tal estás? Gracias por comentar por aquí. Lo primero ¡enhorabuena por esa propuesta! en mi opinión, este tipo de cambios siempre, SIEMPRE, son a mejor 😉 . Lo bueno que puede salir de todo esto es que sientas una gran liberación por el respiro que supone organizar nuestro día a día nosotras mismas…

      Está claro que es mi opinión particular, como digo en el post hay muchas personas que quizás se agobian por la soledad, pero como todo es cuestión de perspectiva y encontrar el disfrute a cada momento, valorando la suerte que tenemos por esta independencia ¿no crees? 🙂

      Para tu tranquilidad, decirte que a mi me pasa lo mismo que a ti jejeje, para nada soy una persona disciplinada, ¡ni mucho menos!, pero para mi sorpresa esto no supuso ningún problema dado que el fluir diario con las horas y con el «trabajo» que voy desarrollando unos días me lleva más tiempo, otros menos, pero es lo chulo, fluir y punto, es la suerte de poder elegir los horarios… Si un día te encuentras menos animada, puedes siempre posponer la tarea para un poquito más tarde, e incluso para el día siguiente. Intercalando otras cosas que sí que te apetece hacer para de nuevo retomar el resto con más fuerza e ilusión…

      En mi caso, al principio me ocurría lo siguiente: que me sentía culpable si no hacía todo lo que me proponía (siempre mirando mi gran enemigo el calendario). Esto es de lo más normal, como decía en el artículo también aprendes algo muy importante (si se quiere claro): a desarrollarte interiormente, y esto incluye por supuesto actitudes dañinas como la culpa, etc… que no sirven absolutamente para nada. El miedo, también le perderás seguro. Es cuestión de dar pasitos firmes, de disfrutar el día a día, de no dejarte influir por la gente que te rodee y pueda pensar que ésto no sea lo tuyo…

      Además, ten por seguro que tu mente los primeros días te intentará jugar malas pasadas jejeje, porque los humanos somos así: «seguro que te pones a comparar», no sé si me explico. Cómo estabas antes y cómo estás ahora, ¿lo haré bien? ¿valdré para esto? ¿cuánto tiempo tardaré yo en acostumbrarme a estar en casa? Déjala a ella con sus cavilaciones esta fase dura poco 😛 .

      De verdad que debes sentirte tranquila, como te decía además el tema de la disciplina según mi opinión no sirve para nada, tu misma vas a comprobarlo. Lo importante es que te sientas feliz con lo que estés haciendo (ahí no nos hace falta sentirnos disciplinadas), te darás cuenta cuando digas ¡anda! ¿¿¿pero cuánto tiempo llevo aquí sentada frente al ordenador???, y no te darás ni cuenta de que el tiempo pasa…

      Con lo que desde aquí te animo a tope para que hagas como tu dices, esta transición sin ningún temor porque verás que lo haces de maravilla. Espero haberte ayudado con mis respuestas, ¡mantenme informada! aquí tienes un apoyo si lo necesitas. De momento creo me has dado una idea para un próximo post con más tips para este cambio que todos los que trabajamos online tenemos que afrontar, si quieres puedes suscribirte a nuestra newsletter para estar informada 😉 ¡gracias por compartir tu experiencia con nosotros! Seguro que te va muy bien, un besillo maja!

      Responder
  3. Tiene más pros que contras si no tienes familia. Una amiga es Traductora, trabaja desde casa, es madre y prefiere trabajar 8 horas en una empresa para cuando llegue a casa dedicárselo solo a su familia. Ya que su hija que es pequeña como es normal requiere de sus atenciones y no siempre puede.

    Responder
    • Hola Ana!! Claro, es evidente cuando se tiene familia la cuestión cambia. Depende también del trabajo que estemos realizando desde casa, si es necesario o no estar muy centrados, o puedes estar con «un ojo aquí y otro allí» por decirlo de alguna forma 😉 Y cuando son muy pequeñines como bien dices necesitan de toda la atención, es comprensible su opinión. Un saludillo! y gracias por comentar por aquí!

      Responder
  4. Hola Sonnia, te escribo desde Ecuador, hace 2 años mi esposo que es Español comenzó una tienda on line y trabaja desde casa, una de las habitaciones de nuestra casa la dedicamos como oficina. Le ha ido muy bien es más hasta una revista con tirada nacional le ha dedicado un espacio sobre la «Nueva novedad de vender on line Equipos Médicos».
    Yo he trabajado toda mi vida vendiendo desde una tienda física para una empresa, pero de aquí a muy poco tiempo me voy a independizar y trabajar desde casa, él tiene mucho trabajo, clientes, llamadas, entregas, compras y además se dedica a la cocina del hogar ( es lo maravilloso hasta tiene tiempo para eso…nuestras hijas y yo comemos muy sano) y hemos hecho cuentas que junto a él mi «sueldo» va a ser mucho más rentable que salir a trabajar 8 horas al dia para la empresa con la que actualmente laboro.
    No te voy a mentir que me ha costado decidirme, pero mi esposo me ha demostrado que una oficina en casa con una tienda on line te puede dar muchos más beneficios que salir y trabajar para alguien.
    Muchos abrazos me ha gustado mucho tu Blog.

    Responder
    • Hola Hellen cómo estás 🙂 . Lo primero, enhorabuena a tu esposo por esos logros! Y mil gracias por compartir vuestra experiencia familiar por aquí…
      Qué maravilla poder dedicarnos a algo desde casa, ocupándonos además de todo lo que podamos abarcar también en cuestiones del hogar, la verdad es que todos son ventajas.
      En breve por lo que veo, serás uno de los nuestros jejeje, tu marido seguro que estará encantado cuando te tenga también cerquita 😉 Te felicito por tu decisión y gracias por tus palabras, estamos en contacto! te deseo feliz comienzo Hellen

      Responder
  5. ¡Hola! Mi nombre es Arantxa. Os leo desde hace un par de días tan solo… y reconozco que este post me ha gustado mucho. Es el trabajo de mis sueños!!! Lo que menos me gustaba de mi trabajo era eso de levantarme y tener que desplazarme una horaaaaa… y se me hacía eterna la ida, la vuelta… comer con desgana cualquier cosa. Todo esto afecta a nuestras vidas…
    Yo no soy emprendedora. Pero me lo estoy planteando. Siempre me han interesado las artes, la música, en fin… cosas «sin salidas», como se solía decir. Ahora sé que quiero dedicar mi vida a ello, pero estoy en la fase de aprender mucho… para después aplicarlo… y con suerte poder disfrutar como haces tu.

    Una última nota al post… y es que yo sí le veo una cosa negativa al estar en casa, y es que, al ser amante de la naturaleza, estar entre cuatro paredes me agobia mucho… necesito siempre aire y respiro peor estando encerrada. Tengo claro que el problema no es el estar conmigo misma, sino es más bien una necesidad física y que va más allá de mi voluntad. Es como si mi cuerpo me lo pidiera. Eso me preocupa bastante. Pero en realidad, se soluciona fácilmente, que es saliendo y ya está! jejej Asi que en definitiva, me preguntaba diciendo todo esto si mi trabajo ideal debiera ser al aire libre, o en casa. Lo que tengo claro clarísimo es que en una oficina no.

    Te agradezco mucho que leas mi supeeeeeeeeeeer texto, que es larguísimo. Lo siento. Me arranco y una vez puesta, me cuesta mucho frenar. Gracias por escribir este post, y gracias por leerme.
    Sique así!!! un saludo 🙂 Arantxa.

    Responder
    • Hola Arantxa! Bienvenida entonces al blog, me alegro que te haya gustado, por aquí te encontrarás cómoda sin duda 🙂 . Qué razón tienes! los dichosos desplazamientos e indigestiones jejeje, todo eso queda atrás cuando por fin se da el paso y se «trabaja» la cuestión de otra manera 😉 .
      Me ha encantado tu definición, me identifico con ella: «cosas sin salidas» jajajaja… Desde aquí te envío muchísima fuerza para, como bien dices, seguir aprendiendo mucho y luego, poder aplicarlo.

      Por cierto ¡buena observación!, me ha hecho sonreír porque a mi me pasa lo mismo: me apasiona estar al aire libre. La suerte es que podemos buscarnos los momentos para poder disfrutar en cualquier hueco del día o de la noche; en mi caso tengo suerte, hay un enorme parque con lago y bonitos rincones para disfrutar cerca de casa. Y si lo piensas, por otro lado también tenemos la opción de trabajar ahí desde el portátil o tablet si queremos, también es una gran ventaja 😉 .

      Gracias a ti por leer y por comentar, es una auténtico placer contar con gente como tu por aquí, ¡una maravilla que compartáis también vuestras opiniones y experiencias!. Así que sin más (que yo me enrollo también que da gusto verme) te envío un abrazo enorme 🙂 . Harta pronto pasa un buen día!!

      Responder
  6. Hola Sonia.
    Estoy de acuerdo contigo en todas las razones que das para trabajar desde casa. En mi caso también es mi lugar de trabajo y aunque es cierto que a veces hay ratos de monotonía, todo depende de la actitud que se tenga y una gran ventaja es que simplemente puedes cambiar de actividad, cosa que no siempre se puede en una empresa…
    Saludos para tí, también a tus hermanos y un abrazo al tesorito 🙂
    Eliana O.

    Responder
    • Hola Eliana! gracias por tu comentario es un placer poder hablar de esto con personas que ya tienen «la oficina en casa» y además, lo valoran 🙂 .
      Por cierto, buena observación, no me imagino diciendo en una empresa: «espera, ahora vuelvo, me voy a bajar a pasear un rato para reponer fuerzas, escuchar un poco de música y tal»
      Un saludillo para ti también, le daré ese abrazo de tu parte al tesorín jejeje

      Responder
  7. Madre mía, Sonia, te «oigo» hablar y me veo a mi misma dentro de muy poquito, espero. Leer a Ruben me dio el empujoncito que necesitaba. En estos días he creado mi tienda online y, en breve, ya estaré ahí, siendo una más, trabajando desde casa. Me he pasado veinte años siendo esposa, madre, chofer, gestora, economista, enfermera…y un sin fin de tareas mas que me obligaban a ir y venir constantemente. Mi marido, por su trabajo, pasaba mas de doce horas fuera de casa, de lunes a sábado con lo que todas las responsabilidades familiares, a excepción del trabajo remunerado, recaían en mi. Hace dos años intenté, sin éxito, poner una pequeña peluquería porque es mi profesión y, aunque me entristeció que no funcionara, al final fue una liberación y, aquí estoy, un año después de cerrar, emprendiendo desde casa. A mi me encanta estar en casa, trabajar a mi ritmo, ponerme mis horarios, poder hacer muchas cosas sin perder tiempo con ratos muertos (demasiados los que pasé en la pelu) y por eso, me siento genial desde que he decidido hacerlo. Creo que he dado el primer paso para cambiar mi vida y vivirla como quiero. Un abrazo a todos.

    Responder
    • Hola Ana! gracias por comentar por aquí y enhorabuena por tus decisiones! que bien que nos identifiquemos jejeje, y también que en este caso, mi hermano te diera ese empujoncito que te faltaba 😛 . Es un placer conectar con personas que sienten igual que nosotros… Por lo que veo eres además una «todoterreno» y con muchas ganas de emprender y continuar, como bien dices, con ese cambio tan sustancial que has dado ya en tu vida.
      El ver como una liberación y una oportunidad las cosas que tiene la vida (que nos salga mal un negocio, que fracasemos en un trabajo) es un placer, creo que esa es la actitud correcta sin duda, felicidades!! Te mando además un besillo, seguimos en contacto maja 🙂

      Responder

Deja un comentario