¿Qué es el Employer Branding?

Cada vez más las empresas y departamentos de RRHH están tratando de mejorar su employer branding (marca empleadora).

¿Pero qué es exactamente esto de la marca empleadora?

El employer branding determina la reputación que tiene una empresa como empleadora.

Es decir, cuanta satisfacción hay entre sus empleados o candidatos.

Cuando un trabajador busca ofertas en internet y ve un anuncio que ponga por ejemplo se necesita administrativa, lo primero que hace es ver qué empresa es la anunciante.

Gracias a plataformas de opiniones, como Glassdoor o las redes sociales, hoy en día se puede saber qué tan buena es una empresa como empleadora.

Existen infinidad de comentarios de trabajadores o candidatos dando referencias de ellas, por eso, es importante para los directivos o departamentos de reclutamiento de una empresa, la opinión que tienen los trabajadores.

Una compañía con una mala reputación puede acabar con trabajadores insatisfechos o directamente, sin candidatos para nuevos puestos.

Sin empleados, una empresa no es nada…

¡Necesitan que trabajen contentos, motivados y compartan los valores de la organización!

Por eso, si una empresa desea cuidar su imagen como empleadora, deberá prestar atención desde el primer contacto con sus posibles empleados.

La comunicación abierta, cercana y transparente comienza desde la primera entrevista y se traslada hasta el último día de relación profesional con los trabajadores.

Darles una buena bienvenida a los nuevos empleados, mantener el nivel de implicación dentro de un equipo o elegir muy bien incluso, el portal de empleo donde se publicaran las ofertas son detalles que suman.

Actualmente, el talento en determinadas áreas especializadas no abunda así que cuando un profesional es contratado, merece el esfuerzo hacer que se sienta bien acogido en la empresa.

¿Sabías que por cada euro invertido en el bienestar de los empleados, la empresa recupera entre 2,5 y 4,8 euros de beneficio en absentismo laboral?

Una tendencia que está en alza ahora mismo es la de posicionarse como “empresa saludable”.

Una empresa saludable facilita a sus empleados la formación necesaria para mejorar su bienestar integral y emprende iniciativas para que los trabajadores consigan cuidar su salud.

Clases de yoga gratuitas para los empleados, dinámicas de grupo con coaches especializados… ¡O incluso salidas de fin de semana para fomentar el compañerismo, aprender técnicas de concentración y gestión del estrés!

Otro aspecto importante a tener en cuenta para mejorar el employer branding es la conciliación laboral.

Muchas familias pasan poco tiempo con sus hijos y gastan más de medio sueldo en profesionales del cuidado infantil.

Negociar los horarios con los empleados para que puedan compatibilizar su vida laboral con la personal es algo importante para que la imagen de esa empresa sea positiva.

En definitiva, si se desea que una empresa tenga éxito, se debe convertir a los empleados en auténticos embajadores de la marca.

Espero que te haya sido de ayuda este artículo y comiences a implementar acciones que colaboren a mejorar el employer branding de tu empresa.

¡Nos leemos pronto!

[Total: 0   Promedio: 0/5]

¿Me Ayudas? Comparte esta Entrada ❤ Gracias


Autor del Post:
Lorena Molinero Martin

Especialista en Marketing y Emprendedora Online Por Vocación. Adoro Escribir y Leer, Aprender, Crecer y Compartir. Facebook

Deja un comentario