¿Qué hay Detrás de una Tienda Online?

Banner crea tu propia web

Si estás decidido a crear tu propia tienda online, tienes que saber que el proceso no se limita a tener un gran producto, una buena estrategia de promoción y una web llamativa.

Hay varios detalles que, aunque no se aprecian a simple vista, son claves para que tu negocio sea funcional y tengas más oportunidad de alcanzar el éxito. Sin ellos, nada sería posible.

Al buscar en internet información sobre cómo crear una tienda online, encontrarás muchos artículos que te hablan de cómo elegir la mejor plataforma de ecommerce o las mejores fórmulas para atraer tráfico cualificado a tu tienda.

Pero dejan algunos hilos sueltos, como la logística de un comercio online o los requisitos legales que queramos o no, están ahí.

La realidad es que descuidar cualquiera de estos detalles puede arruinar la experiencia de compra del cliente, o directamente, afectar el funcionamiento de tu tienda online.

Por eso, en este post te contaré qué hay detrás de una tienda online (la trastienda de las tiendas online) para que comiences a diseñar tu nuevo proyecto teniendo en cuenta todo lo necesario.

1. Packaging o embalaje

Una vez que realizas una venta, el siguiente paso es preparar el producto para enviarlo al comprador.

Por supuesto, el objetivo será que llegue impecable a sus manos. Esto implica decidir qué tipo de packaging o embalaje es el más adecuado para su transporte: bolsas, cajas, sobres acolchados, plástico de burbujas… 

Packaging y Marketing

La expresión en inglés “packaging” usualmente se traduce al español como empaque, presentación o embalaje.

Existen tres niveles: el que está en contacto con el producto, o packaging primario; el que agrupa varias unidades, o packaging secundario; y el que tiene la función de protegerlos de daños, o packaging terciario. 

La elección del embalaje tiene gran impacto sobre la percepción del cliente. No hay que perder de vista que será el primer contacto que tendrá con el producto, así que merece la pena cuidarlo al máximo detalle, personalizarlo y hacer por supuesto, que el producto llegue sano y salvo. 

2. Gestión de envíos

Con el producto ya empaquetado y bien presentado, es necesario ocuparse del transporte.

Los consumidores que compran por internet, lo hacen esperando que el producto les llegue donde quiera que estén. Es decir, debes prepararte para ofrecer envíos locales, nacionales e incluso internacionales en caso de que tu e-commerce tenga ambición de abarcar todo el mundo.

En este punto puedes decidir gestionar los envíos personalmente, aunque esta opción puede llegar a ser muy engorrosa y no es escalable, personalmente, no te lo recomiendo a no ser que vayas a tener ventas muy puntuales.

Para mi, la mejor opción es usar una empresa de servicios logísticos que ofrezca integración en tu página web a través de un plugin o una API.

Este tipo de empresas suelen dar muchas facilidades para centralizar los gastos de envíos y el pago de los productos en un mismo lugar. Trata que los envíos sean fluidos y confía en empresas de logística que tengan buenos comentario por parte de la comunidad de emprendedores online.

3. Pasarelas de Pago

Podrías perder muchas ventas solo por no contar en tu tienda online con la opción de pago que el cliente tiene. Por eso es clave que cuentes con alguna pasarela de pago que te ayude a facilitar el proceso y disponga de distintos métodos de pago. 

Ten en cuenta que estas plataformas solicitan la documentación legal de tu negocio para acceder a sus servicios.

Puedes incluir no sólo el típico pago con tarjeta, sino también PayPal, Stripe y otras formas de pago, como por qué no, el pago con criptomonedas. Cuanto más fácil se lo pongas a tus clientes, más fácil será que realicen sus compras en tu tienda online.

4. Facturación e impuestos

Finalmente, es necesario tomarse el tiempo necesario para conocer las obligaciones fiscales que genera tu negocio, para evitar contratiempos legales.

En la mayoría de los países, es necesario registrar tu negocio ante las autoridades fiscales, y declarar los impuestos correspondientes de tus ingresos online. 

Por supuesto, los procesos y precios variarán de acuerdo las leyes de cada país. Pero por lo general, suelen ser trámites burocráticos enrevesados y casi siempre requieren de asesoría profesional.

¿Mi recomendación? Que busques un asesor o gestoría para gestionar la contabilidad y los impuestos. Aunque si quieres hacer todo tú mismo porque dispones del tiempo y los conocimientos necesarios, también existen programas de facturación online, que te facilitarán el proceso de creación y control de las facturas. 

Con todo esto en mente, ahora sí sabes qué necesitas para empezar a vender tus productos con una tienda online.

¡Todo es cuestión de hacer las cosas bien para que tu negocio tenga una proyección a futuro y puedas ver su crecimiento!

Banner crea tu propia web

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Síguenos en nuestras Redes Sociales!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?


Autor: Lorena Molinero Martin

Especialista en Marketing de Contenidos y Emprendedora Online con Varios Proyectos Activos. Turismo de Bienestar y Lorena Molinero (Yoga, coaching, gestión emocional, espiritualidad y meditación). Instagram

Suscríbete y Recibe las Respuestas en tu Email
Notificar por
guest

0 Comentarios
Comentarios en Línea
Ver todos los comentarios
0
¡Deja un Comentario!x
🖐 ¿Necesitas Ayuda?