¿Qué Prefieres Cantidad o Calidad?

Muchas personas piensan que los ingresos de una web dependen únicamente de la cantidad de visitas que tienes.

Y en cierto modo es verdad, pero no siempre tiene que ser así.

Existen webs cuya principal fuente de ingresos es Adsense. Y aunque en este caso es necesario tener muchas visitas, la calidad incrementará el beneficio.

Hoy me gustaría centrarme en la calidad, ya que en la mayoría de los casos va a ser el factor clave de tu éxito.

Me gusta poner siempre este ejemplo:

Si vendo Biblias, y las Visitas que recibo son personas Ateas, no te va a comprar ni Dios.

Si aplicas esta regla desde el principio todo funcionará bien.

Identifica muy bien el tipo de público que quieres captar para poder tener visitas cualificadas.

¿1000 personas desconocidas o 100 personas reconocidas?

Aunque te parezca mentira muchos prefieren las 1000 porque son 1000. Pero con el tiempo vas a darte cuenta que lo verdaderamente importante es identificar a esas 100 personas reconocidas.

Cuando conoces muy bien qué tipo de gente visita tu web, conseguirás enfocar mucho mejor el producto que quieres vender. Seguramente tu producto sea de mejor calidad y tendrá una mayor impacto en quien lo compra.

Imagina a 100 personas que les gusta leer libros, son apasionados de los perros, y además compran regularmente por internet. Si les ofreces un libro con adorables perros, lo más probable es que tengas un alto índice de ventas. Y si además gustas a estas 100 personas, volverán a comprar ya que confiarán en ti (ingresos recurrentes).

De lo contrario si ofreces este libro a 1000 personas desconocidas ya te digo yo que te va a pasar como con las biblias.

Este suele ser el error más típico que cometen los emprendedores por internet. No identificar un público objetivo.

Cuando la Cantidad empieza a ser importante…

Una vez que sabemos identificar a 100 personas es cuando el factor cantidad puede ser realmente interesante.

Cuantas más visitas tengas de calidad, ahora sí, mayores serán los ingresos.

El problema es que solemos empezar al revés. Nos centramos en tener cuantas más visitas mejor.

Esfuérzate en conseguir calidad y una vez lo consigas, céntrate en la cantidad.

El caso es que a mí, esto me lo avisaron al principio de montar algunos proyectos. Pero nunca he sido de seguir instrucciones la verdad

Siempre me ha gustado probar y probar, equivocarme, darme de golpes, y luego al final, aprender,  😀

Ahora pienso que esto es importante.

Pararte a pensar a dónde quieres ir.

Con quien quieres ir.

Y por qué quieres ir.

Y como siempre, te pido que si te he ayudado aunque sea un poquillo, compartas el artículo o me des alguna estrellita  😉

Nos vemos muy pronto!

[Total: 0   Promedio: 0/5]

¿Me Ayudas? Comparte esta Entrada ❤ Gracias


Autor del Post:
Rubén Molinero

Informático, Apasionado del Marketing Digital, la Creación Web y el Autoconocimiento. Estoy aquí para ayudarte y compartir contigo mi experiencia. Si me necesitas puedes escribirme a ruben(a)siemprendes.com. Facebook | Twitter

Deja un comentario