Solucionadores de problemas

Cuando comenzamos en esto de emprender online, todos o casi todos, llevamos en mente una sola cosa: vender.

Percibimos que tenemos en nuestras manos el mejor producto o servicio, que fulminaremos a la competencia a base de ofertones y descuentazos y que nuestra imagen es tan rompedora que atraeremos clientes como moscas.

Y al cabo de los meses es cuando despertamos.

“¿Qué estoy haciendo mal? ¡Aquí no entra ni Dios!”

¡Bienvenido al mundo de internet! Donde ser bueno, no basta.

Aquí lo que cuenta es ser un solucionador de problemas.

¿Sabrías decirme qué es lo que tú solucionas?

Importantísimo: Conocer al detalle qué problemas tienen tus potenciales clientes.

Para eso, puedes hacer todos los estudios que quieras, pero nada tan infalible como la empatía o la experiencia propia.

Con empatía, podrás ponerte en su pellejo y sentir lo que ellos sienten.

Con la experiencia, identificarás cada sentimiento al milimetro porque tu mismo pasaste por ello.

Me inspiré a compartir esto contigo porque hará unas semanas he vivido esto muy profundamente.

Tenia un problema, o varios, según lo mires.

He sido mamá hace un par de meses y vaya, es todo un nuevo mundo.

Es habitual encontrarme haciendo preguntas en Google y como te contaba, hace unas semanas, con un dolor de espalda de agárrate y no te caigas, me dispuse a buscar info sobre el porteo.

Si, eso de llevar al bebé encima sin que se te caigan los brazos.

Mochilas, fulares, mei tais, bandoleras, en fin, herramientas varias de las que no tenía ni @*#% idea.

Ok, quiero tener a mi hija siempre cerca, pero no quiero tener dolor de espaldas, tampoco puedo hacer muchas tareas en casa y los días no me cunden.

Además, aunque viva en un chalet, hay unas escaleras del infierno a la entrada y para salir de paseo con la peque tengo que liarla parda si estoy sola.

Odiseas y problemas de una mamá primeriza. Total, me decido a buscar.

Mejores fulares de porteo” y tachán, una web, con un post súper completo donde una mamá habla de sus experiencias.

Y por si fuera poco, tiene un curso gratuito que promete ayudarme a elegir el método de porteo que se adapte a mis necesidades y a las de mi bebé.

Evidentemente, con esa premisa de solventar todas mis dudas, no tardé ni medio segundo en apuntarme.

Hoy, una semana después, tiene que estar al caer mi nuevo fular.

¿Adivinas dónde lo compré? 🙂 ¡Si! En la tienda de ese blog, pese a que en Amazon, tenían el mismo fular que yo quería más barato.

Esta mamá emprendedora fue una estupenda solucionadora de mis problemas y sin duda alguna, recomendaría su negocio.

Así que, después de esta historia, saca conclusiones.

No me importó el diseño de su web, tampoco si tenía o no el mejor producto, no le compré a ella por ser mas barata, ni porque muchos años de experiencia en el sector le avalaran.

Tan solo, solucionó mi problema. Es para reflexionar, ¿no crees?

Sin mas, me despido por ahora.

¡Un abrazote y hasta pronto!

[Total: 0   Promedio: 0/5]

¿Me Ayudas? Comparte esta Entrada ❤ Gracias


Autor del Post:
Lorena Molinero Martin

Especialista en Marketing y Emprendedora Online Por Vocación. Adoro Escribir y Leer, Aprender, Crecer y Compartir. Facebook

4 comentarios en “Solucionadores de problemas”

  1. Yo lo que me remarco es el tono con que Lorena escribe sus entradas…
    Madre mía que mujer tan dulce !!! y encima ahora mamá con experiencia que va haciendo poco a poco como la gente no va a darse cuenta y empatizar contigo Lore…

    En fin dicho esto me parece buenísimo tu consejo Lore… y que sea hasta pronto…

    Responder

Deja un comentario