En este artículo vas a conocer cada una de las cosas que necesitas para crear un propuesta de negocio una vez que acabes de leerlo. ¿Qué te parece?.

¡Así es amigo mío!, fácil y rápido. Préstame aproximadamente 5 minutillos de lectura y confirmarás que es cierto.

Solo necesitarás ir tomando nota de las cosas que te digo.

Con estos 7 pasos te vas a hacer una idea de todo lo que necesitas definir, evaluar e investigar para hacer tu propuesta de negocio.

¿Estas preparado?…¿Si?. ¡Pues que comience la fiesta!.

Lo primero de todo, tener MUY claro lo que vamos a tratar aquí…

1- ¿Qué es una Propuesta de Negocio?

Una propuesta de negocio va a reunir toda la información necesaria para evaluar y llevar a cabo exitosamente un negocio, sea cual sea su mercado.

Desarrollarlo, es vital para reconocer bien a fondo a dónde te estás metiendo. A lo mejor, lo que tu ves ahora como la gallina de los huevos de oro, no es más que una gallina clueca (que no pone huevos válidos para todos aquellos que no sepan a qué me refiero). 

2- ¿Cuáles son las características de una buena propuesta de negocio?

Lo más importante, es que sea objetiva y realista, únicamente atienda a lo fundamental e importante para que el negocio funcione y esté basado en datos y objetivos reales. ¡Nada de suposiciones!.

Por otro lado, la propuesta de negocio debe ser clara y concisa. ¡Si vamos, que la pueda comprender hasta un niño de 6 años!. Se específico y no te andes por las ramas, pero sobre todo, no lo hagas enrevesado, intenta optimizar cada dato y hacerlo sencillo de entender.

Y por último, debe ser una propuesta completa, que no se quede nada colgando. Como es natural, tendrás que ser detallista y revisarla varias veces como si no supieras de qué va, así, como con ojos de desconocido. ¡Psee!, eso no quiere decir que tengas que quitarle los ojos a nadie eh? 😉

3- ¿Qué contiene una Propuesta de Negocio?

Bien amigo, aquí llegamos ya a la juerga, prepara bolígrafo y papel porque esta parte es una de las más importantes de estos 9 pasos.

Es importante que te tomes el tiempo necesario para reflexionar sobre todo esto.

Misión:

Todo negocio tiene una misión explícita y descrita. Hay que plasmar en tu propuesta de negocio cuál es la finalidad, el mayor deseo de tu negocio. Y aquí no se vale incluir algo como “la misión de este negocio es hacerme rico” o “la misión de mi negocio es hacerme poderoso” o “alcanzar la libertad financiera”.

Si no algo menos superfluo, mas altruista, algo capaz de elevar el espíritu emprendedor de cualquiera, un bien común que sea capaz de mejorar la vida a muchas personas o bien, solventar algún problema general que la sociedad sufra.

Visión:

Responde a preguntas como “qué es lo que quiero lograr” y “cómo voy a llegar a ello”. Como habrás notado, va de la mano con la misión, son amigas íntimas vamos, la una sin la otra, no serían nada jejeje.

Valores:

Adoro esta parte. ¿Qué valores tiene tu negocio, tu equipo?. La filosofía del grupo, la forma de hacer las cosas, lo que nos hace hacer las cosas tal y como las hacemos.

Los valores de nuestro negocio son aquellas creencias y principios inamovibles a los que nos agarraremos durante el viaje del emprendimiento. Te daré algunos ejemplos de valores: Transparencia, honestidad, compañerismo, respeto, lealtad…

Objetivos:

Porque sin objetivos, no habría negocio de ninguna forma. Necesitamos proponer ciertas metas y objetivos para conseguir una buena propuesta de negocio. ¿Qué vamos a conseguir?, ¿en cuánto tiempo?

Ya sea a nivel de clientes tipo “en el primer año, habremos conseguido fidelizar 1000 clientes de nuestro producto”, a nivel económico “en los 6 primeros meses habremos conseguido 30.000$” o en cualquier otro caso, lo importante es que sean realistas y puedan superarse. Define bien tus objetivos, de forma escalable, y conseguirás un negocio rentable.

Estructura:

Y aquí, el esquema padre, el súmmun de los súmmuns, lo que dará sentido a todas las anteriores partes de nuestra propuesta de negocio. ¿Cómo vamos a conseguir todo esto?.

Fácil, hay que plasmar cada uno de los requisitos que darán forma a nuestro negocio. Sus actividades clave, sus recursos económicos, su propuesta de valor, su público objetivo, su forma de llegar a ellos…

En fin, son 9 puntos que conforman un modelo de negocio según el canvas de Alex Osterwalder.

4- ¿Para qué hacer una Propuesta de Negocio?

Ten claro a quién te vas a dirigir. Puede que quieras crear la propuesta de negocio únicamente para tener un plan de acción que seguir, es decir, para tu propio uso.

En ese caso, respira tranquilo, el hecho de que no vayas a exponerlo a nadie, te hará trabajar en ello con menos estrés y lograrás una propuesta que entenderás estupendamente y te será de ayuda como guía.

Puede que sin embargo, vayas a presentar tu propuesta de negocio a inversores o bien, que estés buscando algún socio o aliado para llevar a cabo el negocio juntos.

Si estás buscando que alguien invierta en tu idea, como por ejemplo un ángel inversor, entonces cúrrate una buena propuesta para llamar su atención, no invierten su dinero en cualquier cosa. Y sobre todo la claridad del proyecto es un punto que tienen muy en cuenta. Si te pones en su lugar ¿invertirías tu dinero en un proyecto que no ves del todo claro?

Ten siempre presente quién va a leer esa propuesta de negocio, ponte en sus zapatos y se tan reticente como lo serían ellos.

Si lo que quieres es llevar a cabo tu mismo este proyecto y prefieres tenerlo todo bien atado, he de decirte que estás en el camino correcto, ya que hacer la propuesta de negocio te reportará una perspectiva de pájaro y te ayudará mucho en tu nuevo camino como emprendedor.

5- Análisis de mercado

Lo necesitas, así es, y debes plasmarlo todo en tu propuesta. Y dirás, vale, ¿cómo lo analizo yo esto?. Pues investigando.

Antes de eso, puedes plantearte 3 preguntas relevantes para aclarar tu mente y poder enfocarte en un segmento y público concreto:

  • ¿El producto o servicio que quiero ofrecer satisface algún deseo?.
  • ¿El producto o servicio soluciona algún problema?.
  • Bien, y de ahí, ¿a quién?.

Una vez resuelvas estas 3 incógnitas sabrás a dónde dirigirte a preguntar, dónde consultar y dónde buscar datos.

6- ¿Cómo satisface/ayuda al cliente mi producto o servicio?

Aquí definirás tu propuesta de valor, tu ventaja competitiva y tu diferenciación del resto, en el caso de que sea algo que ya esté inventado (que es lo más normal, vaya…).

Podemos adentrarnos en la parte interna de nuestro negocio, reconociendo así cuáles son las fortalezas y las debilidades.

Eso nos ayudará a reconocer por qué vamos a ser competitivos, por qué vamos a merecer la atención de nuestros clientes potenciales y por qué deben elegirnos a nosotros y no al resto.

También podemos observar a nuestro alrededor y analizar las oportunidades y amenazas que existen en nuestro mercado. ¿Qué tiburones hay en ese mar?, ¿a qué nos enfrentamos? o ¿qué circunstancia o hecho podríamos aprovechar, para apalancar nuestro negocio y que nos favorezca a corto/largo plazo?.

Saber qué problema soluciona nuestro producto es clave. Si no soluciona un problema entonces no es un buen producto.

7- Plan de marketing

Este plan nos llevará a mostrar cómo vamos a conseguir nuestros objetivos, cómo vamos a ser visibles de cara a nuestro público objetivo, qué estrategia seguiremos para conseguir ser competitivos en el mercado.

Aquí vamos a detallar la forma de llegar a nuestros clientes, los canales de difusión que tendremos y todo lo que tenga que ver, con conseguir ventas.

Si el marketing no es tu fuerte, mi consejo es que te pongas en manos de expertos o que al menos, trates de ponerte al día y formarte con alguien que entienda del tema para poder elaborar un plan de marketing decente.

Por mi parte, te dejo aquí algunos de los artículos que hemos escrito sobre este tema para orientarte:

Hacer marketing siempre es necesario. Pero hay que admitir que no podemos saber de todo y hay cosas que tendremos que delegar.

Y ahora que ya sabes cómo hacer tu propuesta de negocio solo te queda una cosa….

¡Tomar acción y ponerte manos a la obra!

Por mi parte solo me queda desearte todo lo mejor en tu nueva aventura y darte una última cosa, un resumen breve para que recurras a él si lo necesitas. Aquí abajo te lo dejo, en forma de presentación.


Plantilla para una Propuesta de Negocio

En siemprendes.com hemos desarrollado un plantilla con un ejemplo real para que puedas editarla y cambiar los textos a tu gusto.

En este artículo te hemos explicado cómo lo puedes hacer tú mism@. Sin embargo, hemos recibido varias peticiones por vuestra parte pidiendo ayuda o alguna guía para hacerlo más fácil.

Esperamos que esta plantilla te sea muy útil y te ayude a presentar mucho mejor tu propuesta.


Espero haberte sido de ayuda. Si te ha gustado, no dudes en compartirlo.

¡Hasta pronto! ¡Un abrazote! 🙂

 

¿Te ha gustado este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 4.6 / 5. Recuento de votos: 21

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Síguenos en nuestras Redes Sociales!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?